GSK publica una amplia encuesta donde aporta datos del valor y beneficios de la inmunización a partir de los 55 años

El calendario vacunal de adultos es un "activo" para la economía de un país
Piyali Mukherjee, vicepresidenta de Head Global Medical Affairs y Yan Sergerie, Global Medical Affairs Lead, ambos en GSK.


11 oct 2022. 12.40H
SE LEE EN 5 minutos
La vacunación en adultos de más de 55 años mantiene unas tasas bajas, pero es necesaria. Así se destila en la 'II Encuesta de Vacunación en adultos' realizada por GSK. Piyali Mukherjee, Head Global Medical Affairs de la empresa, ha asegurado que, para tener más éxito a largo plazo, "la vacunación en adultos de esta edad debería estar igual de fortalecida que la pediátrica". Esto trae consigo multitud de beneficios, más allá de la mejora de la salud de la población más envejecida. También supone un "activo" para la economía de los países y fortalece los sistemas sanitarios aportando seguridad y resiliencia. 

Mukherjee ha explicado, durante un encuentro con la prensa, la importancia para la salud de vacunarse con esta edad. Al igual que en edades tempranas, el sistema inmune es más débil y necesita un refuerzo a partir de los 55 años. "La población cada vez está más envejecida y es muy importante mejorar la salud y calidad de vida en esta etapa", ha argumentado. "La previsión es que, para el año 2100, el 30 por ciento de la población mundial tenga más de 60 años. Vamos hacia ese fin y en edades avanzadas es más fácil sufrir infecciones", ha asegurado. 

Además, ha recordado que las vacunas ayudan no solo a prevenir la infección, sino también a mitigar sus efectos en caso de contagio. Por ello, ha defendido que es esencial informar de manera más didáctica a la población sobre los beneficios de las vacunas. Más allá del incremento de la salud, Mukherjee ha destacado varios beneficios que empiezan a ser patentes y tienen gran incidencia en la sociedad. Por un lado, ha explicado que, como se ha visto a raíz del Covid-19, las vacunas suponen un activo valioso para la macroeconomía. Además, ha recordado que estas aseguran un acceso más igualitario a la salud para toda la población. 

Más información sobre los efectos de la vacunación


Gayle Davey, de la consultora Kantar, ha explicado los datos extraídos de la encuesta, centrados en la percepción de los adultos respecto a la vacunación. Una de las conclusiones generales es que la gente demanda entender el porqué de la vacunación, y cómo les puede beneficiar, de manera más detallada. Para esto, desde GSK han recordado que es importante mejorar la divulgación del conocimiento en lo que se refiere a vacunas, y sobre todo, en lo que tiene que ver con la relación directa entre profesional y paciente. 

Mariano Votta, Director of Active Citizenship Network de GSK, ha asegurado que la manera de extender la vacunación adulta es "construir una confianza" entre las administraciones y la sociedad. "Aunque en general hay una buena relación, muchas veces los ciudadanos se enfrentan a cierta desinformación", ha recordado. Davey ha explicado que, en la cuesta, de los 9.900 ciudadanos entrevistados, muy pocos no habían recibido una vacuna recientemente (referida a la inoculación contra el Covid-19). "Hemos detectado que el grupo de personas sin vacunar es pequeño, pero 'ruidoso', y se informa básicamente a través de las redes sociales", ha asegurado. 


Importancia de la relación profesional-paciente


Más allá de este grupo de personas, la encuesta confirma que, en general, los ciudadanos buscan y confían en el consejo de los profesionales sanitarios por encima de otras fuentes, en lo que tiene que ver con la vacunación. Por ello la importancia de cuidar esa relación profesional-paciente, que ahora mismo tiene algún déficit. Por ejemplo, solo el 44 por ciento de los profesionales encuestados informó a sus pacientes de más de 50 años sobre la vacunación adulta. 


Solo el 44 por ciento de los profesionales habla con sus pacientes de los beneficios de la vacunación en adultos



Si hablamos de España, el 41 por ciento de los pacientes encuestados en nuestro país considera que la tasa de vacunación mejoraría entre los adultos mayores de 50 años si tuviesen más información sobre las vacunas que están recomendadas y por qué lo están. Además, se especifica que querrían información sobre los potenciales efectos secundarios. "Esta falta de información conduce potencialmente a vacunas no inoculadas, más carga de algunas enfermedades y, por lo tanto, más citas con el médico. Un círculo vicioso que la mejora de las tasas de vacunación puede ayudar a romper", se indica en el informe. 

En general, desde GSK defienden que mejorar la tasa de vacunación en adultos tiene multitud de beneficios más allá del incremento de la salud de los pacientes: supone mejora de los tiempos para los profesionales, un ahorro económico y un fácil acceso a la prevención de enfermedades para toda la población. 
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.