15 nov 2018 | Actualizado: 21:10

El apoyo familiar, ingrediente clave para un buen control de la diabetes

Quienes cuentan con él tienen el triple de probabilidades de controlar el metabolismo

Así lo confirma un estudio realizado en México.
El apoyo familiar, ingrediente clave para un buen control de la diabetes
mié 07 noviembre 2018. 15.30H
Un reciente estudio realizado en México demuestra la importancia del apoyo de la familia para las personas con diabetes. De acuerdo con la investigación, en la que han participado tanto pacientes como familiares, las personas que padecen diabetes tipo 2 que reciben un alto apoyo familiar, tienen 2,7 veces más probabilidades de lograr un buen control metabólico, a diferencia de los que tiene un apoyo medio o bajo.

Los expertos coinciden en que el entorno próximo del paciente -familia, pareja, amigos- brinda un soporte importante, siempre que ayude a reforzar los comportamientos que favorecen la adhesión al tratamiento. “Sin duda, el soporte de la familia y de los amigos es fundamental para que las personas afectadas puedan sobrellevar bien una enfermedad, la diabetes, que les va a acompañar el resto de su vida”, afirma Cintia González, endocrinóloga del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

Pautas para asistir a un paciente con diabetes


El apoyo de la familia es esencial en el caso de las personas dependientes, como los niños y algunas personas mayores, ya que además de precisar un entorno que promueva hábitos
saludables, necesitan asistencia para llevar un buen control de sus niveles de azúcar en sangre y tomar decisiones cotidianas que les permitan ajustar el tratamiento.

Los familiares deben conocer la enfermedad y su tratamiento para poder servir de soporte 



En este sentido, existe una serie de pautas que los familiares encargados de asistir a un paciente dependiente deben seguir: conocer la enfermedad y su tratamiento; comunicarse fácilmente con el equipo médico; determinar qué aspectos del tratamiento serán responsabilidad del paciente y cuáles deberán estar bajo la suya; enseñar al paciente a manejar mejor su enfermedad.

El apoyo a la persona con diabetes por parte de su familia se ve reflejado en el momento de acudir a la consulta, ya que “las personas con diabetes, especialmente de tipo 1, suelen venir acompañados por la madre, el padre o la pareja. Existe un interés claro por implicarse, entender lo que está pasando y poder ayudar”, indica González. “La diabetes es una enfermedad crónica que no es fácil de llevar, es necesario tomar muchas decisiones al día, a la semana, al mes y al año, relacionadas con la enfermedad. Evidentemente, para esto se necesita el apoyo de un equipo profesional, pero con quien convive el paciente día a día es con su familia y es fundamental que ésta se implique para hacer más llevadero el control de esta enfermedad”, sostiene la especialista.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.