En combinación con quimioterapia estándar, el fármaco muestra una mejora de la mortalidad significativa y duradera

Durvalumab (Astrazeneca) mejora la supervivencia en cáncer de vías biliares
Pascal Soriot, CEO de Astrazeneca.


14 sep 2022. 15.40H
SE LEE EN 3 minutos
Los resultados actualizados del ensayo de fase III TOPAZ-1 muestran que durvalumab de AstraZeneca, en combinación con la quimioterapia estándar, demuestra un beneficio de supervivencia global (SG) clínicamente significativo y duradero como tratamiento para pacientes con cáncer de vías biliares (CVB) avanzado.

Estos resultados de TOPAZ-1, el primer ensayo de fase III que muestra una mejora de la SG con una combinación de inmunoterapia en este contexto, se presentaron en el Congreso 2022 de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) en París.

Los resultados actualizados de durvalumab más quimioterapia (gemcitabina más cisplatino) muestran una mayor eficacia clínica después de 6,5 meses adicionales de seguimiento, demostrando una reducción del 24 por ciento en el riesgo de muerte frente a la quimioterapia sola (basado en un Hazard Ratio [HR] de 0,76; intervalo de confianza [IC] del 95 por ciento, 0,64-0,91). La mediana de la SG actualizada fue de 12,9 meses frente a 11,3 con quimioterapia. Se estimó que más del doble de pacientes estaban vivos a los dos años frente a la quimioterapia sola (23,6 por ciento frente a 11,5 por ciento). Los resultados se observaron en todos los subgrupos preespecificados, independientemente del estado de la enfermedad, la localización del tumor o la expresión de PD-L1. Además, se observó un beneficio de la SG en los pacientes cuyos tumores permanecieron del mismo tamaño (enfermedad estable), así como en los pacientes cuyos tumores se redujeron o desaparecieron (respondedores).

El perfil de seguridad de durvalumab más quimioterapia siguió siendo bien tolerado, sin que se observen nuevas señales de seguridad con un seguimiento más prolongado. El 60,9 por ciento de los pacientes tratados con durvalumab y quimioterapia, y el 63,5 por ciento de los pacientes que recibieron sólo quimioterapia, experimentaron efectos adversos (EA) de grado 3 ó 4 relacionados con el tratamiento. Durvalumab más quimioterapia no aumentó la tasa de interrupción debida a EA en comparación con la quimioterapia sola (8,9 por ciento para la combinación de durvalumab frente al 11,4 por ciento para la quimioterapia).


Mejoría respecto al tratamiento estándar


Do-Youn Oh, profesor de la División de Oncología Médica del Departamento de Medicina Interna del Hospital de la Universidad Nacional de Seúl y de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Seúl, e investigadora principal del ensayo fase III de TOPAZ-1, afirma que "es emocionante ver la mejora de la supervivencia global que ofrece durvalumab más quimioterapia en comparación con el tratamiento estándar actual para pacientes con cáncer de vías biliares avanzado tras una mediana de seguimiento de casi dos años. Con los limitados avances en los tratamientos que hubo durante la última década, estos pacientes se han enfrentado durante mucho tiempo a un pronóstico desalentador. Por primera vez, una combinación basada en la inmunoterapia ha demostrado la capacidad de alterar el curso del tratamiento de esta enfermedad y debería convertirse en el nuevo estándar de tratamiento."


Supervivencia en tumores gastrointestinales


Susan Galbraith, vicepresidenta Ejecutiva de I+D en Oncología de AstraZeneca, destaca que "estos datos a más largo plazo refuerzan el beneficio en supervivencia y el perfil de seguridad bien tolerado de durvalumab añadido a la quimioterapia de tratamiento estándar para pacientes con cáncer avanzado de vías biliares. Con estos resultados, los datos exploratorios del ensayo HIMALAYA y la reciente aprobación de la FDA basada en el ensayo TOPAZ-1, seguimos avanzando en nuestro compromiso de ampliar la supervivencia de los pacientes con tumores gastrointestinales que necesitan desesperadamente nuevas opciones de tratamiento".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.