"El déficit de hierro y la anemia están infradiagnosticados"

El experto Enrique Castellón explica que los síntomas a veces quedan ocultos y "agravan" otras enfermedades crónicas

Enrique Castellón, coordinador del informe de ‘Déficit de Hierro y Anemia’.
"El déficit de hierro y la anemia están infradiagnosticados"
mié 27 noviembre 2019. 16.20H
El coordinador del informe ‘Déficit de Hierro y Anemia’ y ex subsecretario del Ministerio de Sanidad, Enrique Castellón, explica que “el déficit de hierro y la anemia están infradiagnosticados”, sobre todo cuando acompañan a una enfermedad crónica, ya que ésta suele ocultar sus síntomas. Esto provoca, cuenta el experto en una entrevista con Redacción Médica, que estas patologías empeoren con el tiempo y agraven otras.

Castellón manifiesta que el déficit de hierro y la anemia tienen “un impacto importante” en la población, ya que afectan, sin contar a las mujeres en edad fértil, a entre un dos y un cinco por ciento. Este problema de salud, el trastorno nutricional más frecuente afecta a la tercera parte de la población mundial, a más de 2.000 millones de personas.

Precisamente, esta reivindicación fue una de las que protagonizó la I Jornada sobre Anemia y Déficit de Hierro de la Escuela Andaluza de Salud Pública en la que ha participado Vifor Pharma. En ella se abordó este problema de salud que genera ingresos hospitalarios evitables especialmente en las enfermedades crónicas tales como la insuficiencia cardiaca, la enfermedad renal crónica y la enfermedad inflamatoria intestinal.
 
Si bien la anemia y el déficit de hierro “están infradiagnosticados”. “Es bastante común, sobre todo cuando el paciente padece una enfermedad crónica, que cuando la anemia es muy evidente se diagnostique y forme parte de las cosas que se tienen en cuenta. Pero  cuando hay déficit de hierro muchas veces la sintomatología queda oculta por las enfermedades a las que acompaña y si no se busca específicamente no se diagnostica correctamente y, por tanto, no se trata correctamente.

“Sigue siendo un problema frecuente y que además en algunas enfermedades como la insuficiencia cardiaca, no solamente coincide, sino que además el déficit de hierro empeora el pronóstico”, señala el experto, para después añadir que el médico “debería buscar activamente que exista esta deficiencia de hierro y tratarla inmediatamente”.


El avance de los tratamientos


Para tratar el déficit de hierro hay dos tipos de suplementos, los orales y los intravenosos. Es el médico el que decide cuál es mejor para cada paciente, ya que depende de factores como la comodidad, si el oral provoca molestias intestinales o de la urgencia, donde es mejor la forma intravenosa.

“Los tratamientos están avanzando en el sentido de que los orales cada vez son más tolerables por los pacientes, porque alguna de las dificultades del tratamiento oral es que los pacientes dejan de tomar el hierro porque no son cómodos y generan molestias intestinales. El avance que hay fundamentalmente es en el ámbito de las propias molestias de los compuestos de hierro”, indica Castellón.

El experto hace hincapié en que conviene visibilizar más la importancia de la detección de la anemia. Un problema que “existe porque no se le ha prestado suficiente atención” que se puede resolver con facilidad y que tiene consecuencias muy negativas cuando se mantiene en el tiempo, especialmente cuando acompaña a otras enfermedades importantes.

Para ello se propone hacer un Día de Déficit de Hierro. “Al menos durante ese día se concentra mucha información y salta a la conciencia de todo el mundo que hay un problema que conviene abordar”, apunta.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.