25 de abril de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 23:00
Especialidades > Hematología y Hemoterapia

Los hematólogos se forman para abordar los problemas cardiacos del cáncer

La especialidad se une a Cardiología y Oncología en un curso de formación 'on-line'

Ramón García Sanz, vicepresidente de la SEHH.
Los hematólogos se forman para abordar los problemas cardiacos del cáncer
Marcos Domínguez
Jueves, 18 de enero de 2018, a las 18:00
Los problemas cardiacos asociados a los tratamientos oncológicos son cada vez más frecuentes. A algunos bien conocidos de las terapias clásicas como los de las antraciclinas, el platino o la ciclofosfamida, se están uniendo otros derivados de los tratamientos dirigidos.

“Hay fármacos concretos que producen problemas cardiacos muy concretos”, apunta Ramón García Sanz, vicepresidente de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH). “Por ejemplo, el ibrutinib puede producir fibrilación auricular. Es necesario prevenir riesgos y manejarlos limitando el número de dosis, etc.”

Ante la gravedad de la situación, las sociedades médicas de Cardiología, Hematología, Oncología Médica y Oncología Radioterápica han unido sus fuerzas para montar un curso on-line y de libre acceso dirigido exclusivamente a este tipo de problemas, que ha dado comienzo esta semana.

“Es un sistema para formar nuevos subespecialistas y estimular la creación de unidades de Cardio-Onco-Hematología”, cuando en la actualidad solo hay tres departamentos de este tipo, en Madrid, Salamanca y Barcelona. “Hay varios centros que se están poniendo las pilas para montar una”.

El curso está estructurado en seis módulos de hora y media, en el que participan varios especialistas y está abierto a preguntas. Aunque no hace falta registro para acceder, hay un sistema de acreditación al final del curso para poder recibir créditos homologados. La formación on-line también permite “abrir esta actividad a toda Hispanoamérica”, apunta García Sanz.

Cambio en los tratamientos

El hematólogo destaca que el curso se dirige tanto a cardiólogos como hematólogos y oncólogos y, de hecho, la iniciativa partió de la Sociedad Española de Cardiología. “El problema empezó a considerarse desde finales de los años 90. En linfoma de Hodgkin estos problemas ocasionaban más mortalidad que la propia enfermedad. En mieloma múltiple, el 60 o 70 por ciento de las personas acaban teniendo problemas”.

En 2011, un estudio señalaba que las mujeres con cáncer de mama estaban muriendo más por fallo cardiaco que por cáncer “y cuando se añadieron los nuevos anticuerpos monoclonales, el problema se incrementó”. A partir de 2012 surgen iniciativas conjuntas en Estados Unidos para crear esta ‘subespecialidad’ y “se ha cambiado en gran medida el tratamiento del cáncer para evitar problemas a largo plazo”.

Las sesiones de este curso tendrán lugar una vez al mes, quedando almacenadas para su posterior visionado quien quiera hacerlo. El próximo 20 de junio será la última de las sesiones.