Álvaro Urbano, Antonio Pérez-Martínez y Javier Briones celebran esta descentralización, aunque con matices

España empieza por fin a aprovechar su potencial hospitalario para CAR-T
Antonio Pérez-Martínez, Álvaro Urbano y Javier Briones.


21 jun 2022. 15.00H
SE LEE EN 7 minutos
Las terapias CAR-T han iniciado una nueva era dentro de la Hematología y 14 nuevos centros españoles han sido designados este junio por el Ministerio de Sanidad para su elaboración. Estos nuevos hospitales se suman a los quince centros que tiene la red en estos momentos, por lo que España dobla su capacidad asistencial para atender graves problemas de salud de la población a través de estas terapias avanzadas. Este nuevo escenario por lo que respecta a las terapias CAR-T es analizado en Redacción Médica por tres especialistas, Álvaro Urbano Ispizua, jefe de Hematología del Hospital Clínic de BarcelonaAntonio Pérez-Martínez, jefe de Servicio de Hemato-Oncología pediátrica del Hospital Universitario La Paz; y Javier Briones, director de la Unidad de Hematología Clínica del Servicio de Hematología del Hospital Santa Creu i Sant Pau.

El hecho de descentralizar los centros que pueden usar las CAR-T en España es celebrado por los especialistas especialistas, aunque cada uno analiza esta iniciativa desde puntos de vista distintos. “Estuvo bien la decisión del Ministerio de ser prudentes e iniciar este nuevo tratamiento en un número reducido de centros que tenían una puntuación en cuanto a infraestructura, grupos multidisciplinares, acreditación del área de trasplante, experiencia, etc. No se sabía bien qué grado de complejidad iba a tener en un hospital que no tenía una formación previa. Hemos visto que estas complicaciones cada vez son menos y se pueden prevenir. Un centro en España con experiencia en trasplante alogénico va a tener un manejo correcto del CAR-T, ya que estas terapias son incluso de menor complejidad”, resume Urbano, uno de los artífices de la CAR-T ARI 2, que está siendo estudiada para su posible exención hospitalaria por la Aemps, y de la ARI 1, primera CART pública española que obtiene la catalogación 'Prime' de la EMA y, además, la exención hospitalaria en España.



Urbano: "Estuvo bien el Ministerio de ser prudente e iniciar este nuevo tratamiento en un número reducido de centros"



Martínez, pese a estar satisfecho de la designación de 14 nuevos centros en España, considera que “debería haber ocurrido antes. Los centros que se han seleccionado y los que yo conozco en la Comunidad Madrid llevan practicando desde hace mucho tiempo trasplantes alogénicos complejos. Se trata de aquellos trasplantes hematopoyéticos que tienen mucha más complejidad que la terapia CAR-T. Considero que no se ha universalizado la terapia  CAR-T, todavía la mayoría de los hospitales españoles no pueden hacer la terapia. Pese a ello, ahora es un número más adecuado del que había inicialmente”.

Javier Briones, que acaba de anunciar unos resultados esperanzadores de su CAR-T para Linfoma de Hodgkin, le parece "muy positivo" que el Ministerio de Sanidad haya ampliado la red de centros CAR-T en España. "Es una terapia muy especializada y compleja, que obviamente no todos los hospitales están capacitados, por cuestión de personal, para llevarla a cabo; pero desde luego sí hay más que ocho centros en España", considera el especialista, que añade: "Hay hospitales que llevan años haciendo terapias complejas, como trasplantes alogénicos hematopoyéticos, que no tenían la posibilidad  de hacer una terapia CAR-T. Y esos servicios de Hematología están perfectamente habilitados y tienen experiencia para administrar o hacer una terapia CAR-T".

En este sentido, Briones considera que "no todos los centros deben tener CAR-T, debido a que también existen criterios de coste-efectividad, pero sí debe haber una distribución equitativa a lo largo del país. Que haya un centro por comunidad autónoma debe ser un objetivo".


Briones: "Que haya un centro CAR-T por comunidad autónoma debe ser un objetivo"



Otro argumento a favor de que se haya decidido aumentar los centros designados para terapia CAR-T es, según Urbano, “que los tratamientos con esta terapia van a aumentar, tal y como ya se está haciendo con sus indicaciones, que estaban restringidas para la leucemia aguda linfoblástica infantil y para el linfoma difuso celular grande. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprobará en poco tiempo una CAR-T para la leucemia aguda linfoblástica del adulto, el mieloma múltiple, linfoma del manto, etc. El número de indicaciones ha aumentado y esta situación siempre es positiva”.

Cataluña deja de monopolizar las terapias CAR-T en España


Con esta nueva distribución de los centros CAR-T, Martínez valora que se ha logrado cambiar “el desequilibrio muy grande que había entre Cataluña y el resto de las comunidades. Madrid es una región uniprovincial, pero cuenta con una población importante. Era un sinsentido que hubiera solamente un centro pediátrico, uno para adultos y otro pediátrico adicional”.

Otro aspecto que destaca el pediatra que debería llevarse a cabo es un abordaje distinto en CAR-T para niños y adultos: “Pienso que ahora la situación ha mejorado, pero tengo la preocupación de que los CAR-T para niños deberían hacerse por centros pediátricos. Se debería formar más esta corriente de hematooncología de formación especializada. Los niños con cáncer que reciben un CAR-T no son adultos con una leucemia pequeña. Es una particularidad que hay que cuidar. Todos somos pediatras y de alguna forma los hematólogos ganan un terreno que debería ser de la especialidad pediátrica”.


Pérez-Martínez: "Los niños con cáncer que reciben un CAR-T no son adultos con una leucemia pequeña"



Respecto a la 'delantera' que había tomado Cataluña con las terapias CAR-T en los últimos años, Briones valora las posibles consecuencias de asumir la alta demanda y la ventaja que supone para los pacientes ampliar estos centros especializados. "Teniendo en cuenta que ahora se van a incrementar las indicaciones CAR-T, no hace más que aumentar la necesidad. Podría llegar un momento en que pueda haber un problema de capacidad de los centros para tratar a estos pacientes. No tiene sentido que hospitales con alta experiencia con trasplante alogénico hematopoyéticos no pueda realizar una terapia CAR-T cuando su personal está capacitado para ello".

Los pacientes, primeros beneficiados con la descentralización


Acercar las terapias CAR-T a los pacientes que las necesitan es una situación puesta en valor por parte de Urbano, consciente de que con la apertura de 14 nuevos centros se evitará que “muchas familias se tengan que desplazar cientos de kilómetros. En una situación tan dura y difícil para un paciente y su familia de tener un linfoma resistente al tratamiento, tener que ir a una ciudad que no conoce, un nuevo equipo médico, alquilar un piso durante meses, etc. Supone un esfuerzo adicional tremendo con una enfermedad de difícil solución. Acercar la terapia CAR-T al hospital donde está el paciente tiene todo el sentido del mundo”.

Briones sigue la estela de Urbano, ya que esta nueva situación "evitaría que haya pacientes que tengan que desplazarse 500 o 1.000 kilómetros para recibirlas, debido a que muchos deben desplazarse de una comunidad autónoma a otra".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.