22 de enero de 2018 | Actualizado: Domingo a las 20:25
Especialidades > Hematología y Hemoterapia

Las transfusiones en leucemia son una barrera para los cuidados paliativos

Los hematólogos señalan que la calidad de vida de estos pacientes se reduce al pasar menos tiempo en el hospital

Según un estudio presentado en la Reunión y Exposición Anual de la Sociedad Americana de Hematología.
Las transfusiones en leucemia son una barrera para los cuidados paliativos
Redacción
Martes, 19 de diciembre de 2017, a las 11:10
Los hematólogos aseguran que facilitar el acceso a las transfusiones de sangre para que sean compatibles con los cuidados paliativos para las personas con leucemia avanzada mejoraría su calidad de vida. Los especialistas han presentado un estudio que lo demuestra en la 59ª Reunión y Exposición Anual de la Sociedad Americana de Hematología (ASH) en Atlanta.

Esta investigación ha analizado factores que influyen en la calidad de vida de estos pacientes, como la preferencia de morir en el hospital, recibir mayores cuidados paliativos o el uso de la quimioterapia durante las últimas dos semanas de vida. Todos estos condicionantes son defendidos por el National Quality Forum.

Los investigadores han concluido que aquellos pacientes con leucemia que se inscribieron en cuidados paliativos tenían muchas menos probabilidades de morir en el hospital (3 por ciento frente al 75 por ciento). Encontraron también que los pacientes que necesitaban transfusiones de sangre periódicas estaban la mitad del tiempo en cuidados paliativos en comparación con los pacientes con leucemia que no dependían de estas transfusiones.

Compatibilizar cuidados paliativos y transfusiones

“Encontramos una asociación significativa entre la dependencia transfusional y un uso muy inferior de los cuidados paliativos en pacientes con leucemia”, ha señalado Thomas W. LeBlanc, profesor asociado de medicina en el Duke Cancer Institute en Durham, Carolina del Norte.

La principal barrera para el uso de estos servicios por parte de tales pacientes es que muchos médicos consideran que las transfusiones de sangre son una terapia que influye la enfermedad, más que un tratamiento de confort, ya que pueden ayudar a vivir más tiempo y sentirse mejor.