La SEHH exige más controles de calidad en los genéricos para la leucemia

“No se puede tener tanta laxitud en el cambio de las presentaciones”, denuncia Juan Luis Steegmann, presidente del Gelmc

Juan Luis Steegmann.
La SEHH exige más controles de calidad en los genéricos para la leucemia
lun 23 septiembre 2019. 11.50H
El Grupo Español de Leucemia Mieloide Crónica (Gelmc) de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) ha exigido un mayor control de calidad de los medicamentos genéricos para esta enfermedad, así como estabilidad en el genérico utilizado por cada paciente.

Juan Luis Steegmann, presidente del Gelmc y hematólogo del Hospital de La Princesa (Madrid), señala que “no se puede tener tanta laxitud en el cambio de las presentaciones, más aún cuando se trata de un medicamento contra el cáncer”.

A este respecto, recomienda exportar la experiencia de su hospital a todo el país. “En colaboración con Farmacia y Farmacología, hemos analizado la tolerancia al imatinib genérico y se han medido los niveles plasmáticos que obtiene este fármaco y la estabilidad de su respuesta”.


Ayuda administrativa


Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Leucemia Mieloide Crónica este domingo, Steegmann ha pedido a la Administración sanitaria “ayuda para seguir adelante con los registros epidemiológicos de este cáncer hematológico y facilidades para realizar ensayos clínicos con fármacos comerciales y para publicitar a la población general los que están en curso”.


Steegmann considera "inadmisible" que el acceso al tratamiento no sea igual para todos los pacientes


Además, el hematólogo considera “inadmisible” que el acceso al tratamiento no sea igual para todos los pacientes, y que éste dependa de las autoridades autonómicas.


Mutación del gen BCR-ABL


La leucemia mieloide crónica está causada por la alteración del gen BCR-ABL, representa en torno al 15 por ciento de todas las leucemias y cada año se diagnostican en España 10,8 casos por cada millón de habitantes, según datos de 2016 del Gelcm.

Su prevalencia se ha venido incrementando de forma considerable en los últimos años debido a la gran eficacia de los tratamientos disponibles: los inhibidores de la tirosina quinasa logran controlar la enfermedad en cerca del 95 por ciento de los casos.


Ensayos clínicos para leucemia mieloide crónica


En el campo de los ensayos clínicos, desde el Gelmc se están llevando a cabo diferentes ensayos con ponatinib, inhibidor de última generación, y se están elaborando guías multidisciplinares para el manejo adecuado de este fármaco.

“Para avanzar en el campo de la inmunoterapia, se va a poner en marcha un proyecto con bosutinib, otro inhibidor de la tirosina quinasa de última generación, y atecolizumab, un inhibidor del nodo (checkpoint) inmunológico”, explica Steegmann.

“También estamos a la espera de aprobación de un ensayo con asciminib (ABL001), un inhibidor alostérico de BCR-ABL en investigación que ataca a la célula leucémica con otro mecanismo de acción y que se puede complementar con otros inhibidores de BCR-ABL”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.