El Grupo Español de Trasplante Hematopoyético (GETH) de la SEHH cree "necesario" distinguir al paciente inmunosuprimido

Hematología propone 8 medidas preventivas para limitar los contagios covid
Ramón García Sanz, presidente de la SEHH.


07 abr 2022. 18.25H
SE LEE EN 3 minutos
Aunque los datos recientes de infección por SARS-CoV-2 sugieren una reducción de la severidad, la mortalidad sigue siendo elevada en los pacientes hematológicos inmuno (en torno al 10 por ciento), lo que se justifica por el estado de inmunosupresión profunda de estos pacientes y por la menor respuesta tras la vacunación, incluso tras recibir la tercera y cuarta dosis de vacunas frente al Covid-19.

Este hecho implica que se deben continuar extremando las precauciones de cara a limitar al máximo los contagios y, por supuesto, los potenciales efectos negativos del SARS-CoV-2 en esta población tan vulnerable. Es por ello que la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y su Grupo Español de Trasplante Hematopoyético (GETH) consideran "necesario" diferenciar al paciente inmunosuprimido de la población general, siendo muy conveniente mantener la alerta y poder disponer de circuitos de muestreo y manejo del Covid-19 específicos para este tipo de pacientes.

En este sentido, la SEHH y el GETH han creado un documento de recomendaciones para limitar el número de contagios denominado "Circuito covid de Hematología durante la pospandemia". Las medidas preventivas estipuladas en el documento son las siguientes:

  • El personal sanitario (hospitalario/ambulatorio) mantendrá las medidas de protección (aislamiento de contacto y gotas) cuando atienda a un paciente inmunosuprimido en salas de hospitalización (guantes, bata y mascarilla) y mascarilla y lavado de manos en consultas externas.
  • Las áreas de hospitalización y hospital de día se mantendrán libres de Covid-19.
  • Se mantendrá el muestreo de SARS-CoV-2 por PCR en paciente hematológico y cuidador previo al ingreso hospitalario, independientemente del motivo del ingreso.
  • Se debería disponer de un área específica (alejada de las zonas en donde se encuentren pacientes inmunosuprimidos) para muestreo por PCR para estos pacientes.
  • Los pacientes hematológicos ambulatorios con síntomas infecciosos que requieran valoración, diagnóstico y/o tratamiento serán remitidos a urgencias para su atención prioritaria (valoración de constantes, extracción de analíticas y muestras para microbiología, realización de pruebas de imagen y administración de tratamiento antiinfeccioso urgente) y a poder ser en zonas específicas aisladas del resto de pacientes de urgencias.
  • Se dispondrá de un box en urgencias para pacientes hematológicos con Covid-19 que no requieran ingreso pero que pudiera beneficiarse de tratamiento i.v frente a SARSCoV-2.
  • Los pacientes que sean diagnosticados de Covid-19 durante su estancia en la unidad de hospitalización de hematología serán trasladados a áreas covid del hospital o, en su defecto, a salas en donde haya pacientes de bajo riesgo de Covid-19 severo.
  • Los pacientes SARS-CoV-2 positivos que requieran tratamiento urgente de su enfermedad hematológica lo recibirán en zonas apartadas del resto de pacientes inmunosuprimidos (ya sea en régimen hospitalario o ambulatorio). En el caso de tratamiento ambulatorio, normalmente realizados en hospital de día de hematología/oncología, debería de habilitarse una zona de tratamiento ambulatorio con una clara separación geográfica del resto de pacientes. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.