"Todos los centros de trasplante de médula ya están a pleno rendimiento"

El presidente de la SEHH considera que muchos protocolos de higiene adaptados en la pandemia han venido para quedarse

Ramón García Sanz, presidente de la SEHH.
"Todos los centros de trasplante de médula ya están a pleno rendimiento"
lun 31 agosto 2020. 16.05H
Poco a poco, y con la vista puesta en el aumento de contagios de las últimas semanas, los servicios de Hematología han ido recuperando su actividad habitual tras los meses más duros de la pandemia, hasta el punto de que, por ejemplo, los trasplantes de progenitores hematopoyéticos (conocidos como trasplantes de médula) ya han vuelto a la normalidad.

DIRECTO | Siga aquí toda la información sobre el coronavirus

No obstante, Ramón García Sanz, presidente de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) indica que muchos de los cambios introducidos en el hospital, como la potenciación de la teleconsulta y los protocolos de higiene que evitan salas de espera atiborradas, permanecerán más allá de la pandemia.

¿Cómo están afrontando los servicios de Hematología la nueva normalidad?

Con mucha prudencia pero, sobre todo, buscando cómo adaptar los procedimientos basándonos en los datos disponibles. Cuando tenemos dudas, como es el caso, lo mejor es apoyarse en la ciencia para diseñar protocolos de actuación con garantías. Lamentablemente, los datos aún son escasos y ello nos obliga a apoyarnos en hipótesis, muchas veces con una base muy teórica. Obviamente, ello reduce la garantía de éxito, pero es algo con lo que tenemos que convivir.

¿Cómo están retomando las agendas? ¿Qué se está priorizando en estos momentos?

Las agendas se están adaptando a la situación que nos ha dejado el SARS-CoV-2, ciertamente sobrecargada. Obviamente, esto nos obliga a priorizar, pero en esta priorización no hay mucha diferencia con la situación pre-Covid: primero, los pacientes más graves y las patologías más urgentes, los casos curables que podrían verse perjudicados en sus posibilidades si hay retrasos, los casos en los que el pronóstico se pueda ensombrecer si no hay una atención inmediata. . . y para después, los tratamientos de mantenimiento, las revisiones de casos curados o estabilizados, los tratamientos orales...

Esta ya es una labor de individualización en la que aparte de seguir unas recomendaciones genéricas se requiere una labor facultativa directa.

¿Están notando en los pacientes hematológicos las consecuencias del parón?

Muchos han tenido que recolocar sus citas o hacer telemedicina (típico en revisiones y en tratamientos orales: aquí la telefarmacia ha jugado un  gran papel) y algunos han tenido que retrasar sus tratamientos (mantenimiento, terapia de soporte) pero, en general, el impacto ha sido mínimo.

Queda el pesar de que, en algunos centros, algunos tratamientos importantes han tenido que retrasarse por su complejidad, como algunos trasplantes de células hematopoyéticas progenitoras o tratamientos con células inmunoefectoras. Y algunos diagnósticos se han acumulado en junio y julio. La AECC ha promovido un estudio para evaluar el impacto de la Covid-19 en pacientes con cáncer que verá la luz muy pronto.

¿Cuáles han sido las patologías más afectadas y por qué?


"La incertidumbre debería ponernos a trabajar al máximo para reducir el impacto de lo que se nos vuelve a venir encima"


No ha habido preferencias y las más frecuentes son las que más se han visto afectadas por el SARS-CoV-2. Así, la mayoría de los pacientes tenían hemopatías malignas y, dentro de ellas, las neoplasias de células B maduras, y dentro de ellas, linfomas y mielomas. Por desgracia, estos pacientes han tenido mayor mortalidad, hasta el 36 por ciento, cuando la mortalidad global de los hospitalizados en España se ha quedado en un 21 por ciento.

Debido a la pandemia, la actividad de trasplante de progenitores hematopoyéticos se redujo notablemente. ¿Ha comenzado a recuperarse?

Sí. Todos los centros de trasplante están ya a pleno rendimiento y recuperando los retrasos acumulados. Esperamos que la nueva ola de casos que tenemos no sea un nuevo inconveniente y la actividad no se vuelva a resentir.

¿Qué cambios organizativos se han vivido en los servicios de Hematología durante la pandemia? ¿Han venido para quedarse?

Han sido muchos, entre ellos la reducción de algunas actividades (Ej. en el laboratorio), la teleconsulta, la reasignación de profesionales a las áreas Covid-19 o a servicios Covid-19 (ej. PCR). Muchos cambios quedarán: el aumento de actividad telemática, muchos protocolos de higiene y de acción (por ejemplo, las mejoras en las salas de espera para que no haya aglomeraciones, el mayor control de entrada, la reducción de acompañantes, la consulta a distancia, la telefarmacia, la extracción descentralizada de muestras, la expansión de la PCR a todos los hospitales...).

¿Teme que una segunda ola de Covid-19 provoque un nuevo parón en la atención a las enfermedades hematológicas? ¿Qué consecuencias tendría ese nuevo parón?

Sí. De hecho, ya ha afectado a nuestro congreso y me temo que volverá a afectar a nuestra actividad, a los ensayos, a las citas... aunque espero que con menor impacto. Por desgracia, es algo imprevisible. Esa incertidumbre debería ponernos a todos a trabajar al máximo para reducir el impacto de lo que se nos vuelve a venir encima.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.