25 de mayo de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05
Especialidades > Hematología y Hemoterapia

Albacete cuida del dolor de los pacientes oncohematológicos

El Complejo Hospitalario de Albacete elaborará un protocolo para reducir el dolor post-quirúrgico

Miembros de la Unidad de Oncología y Hematología elaborarán el protocolo.
Albacete cuida del dolor de los pacientes oncohematológicos
Redacción
Lunes, 15 de enero de 2018, a las 19:05
Un equipo multidisciplinar de profesionales de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete está trabajando en la elaboración de un protocolo enfocado, principalmente, a que el paciente oncológico y hematológico pueda controlar mejor el dolor.

Tras el éxito de la implantación de la ‘Guía de Buena Práctica y Valoración y Manejo del Dolor’ de la Asociación Profesional de Enfermeras de  Ontario (RNAO) en las unidades quirúrgicas y servicios especiales, donde se ha conseguido reducir el dolor severo post-quirúrgico del 13,3 al 5,3 por ciento en un año, la Unidad de Oncología y Hematología del Complejo Hospitalario de Albacete decidió unirse a esta iniciativa.

Se calcula que el dolor es el síntoma principal de entre el 25 y el 50 por ciento de los pacientes oncológicos, y en el 5 por ciento de los pacientes con enfermedad hematológica maligna. Además, entre el 60 y 80 por ciento de los pacientes están insatisfechos con su tratamiento para el dolor, y el 25 por ciento muere sin un tratamiento apropiado. En pacientes con cáncer hospitalizados, la prevalencia del dolor es del 52 por ciento.

La puesta en marcha de esta iniciativa ha sido posible gracias al trabajo y compromiso de los profesionales de la Unidad de Oncología y Hematología, motivados por un mayor compromiso de ofrecer cuidados de calidad a los usuarios, detectar aspectos que se podrían mejorar y aumentar su propia formación, así como desarrollar proyectos de investigación sobre los resultados en cuidados conseguidos.

Actualmente, se ha incorporado la valoración del dolor de los pacientes utilizando escalas validadas y la aplicación de tratamiento farmacológico y no farmacológico en función de las características del dolor y de los pacientes.

En un futuro, se extenderán a todos los pacientes ingresados los nuevos métodos de manejo del dolor que se están incluyendo en el protocolo. Incluso podrán continuar aplicándolos cuando estén en casa. Para ello, se ha solicitado la colaboración de asociaciones de pacientes y se está elaborando por el personal de Enfermería una página web donde el paciente y sus familiares pueden consultar todos estos métodos y consejos de cuidados.