Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:30
Conocimiento > Gestión

Tutores MIR e investigadores: más valorados sobre el papel que en realidad

Las administraciones coinciden al señalar la necesidad de impulsar estas labores

Ángel Lanas, Nekane Murga, María Isabel González, Elena Campos, María Isabel Baena y Julio Pascual.
Tutores MIR e investigadores: más valorados sobre el papel que en realidad
C.C / P.R.
Miguel Fernández de Vega
Domingo, 11 de marzo de 2018, a las 10:50
Todo el mundo coincide a la hora de señalar su importancia sobre el papel. Sin embargo, la realidad de los profesionales dedicados a la investigación y la docencia dista mucho de encontrarse en parámetros ideales. Esa ha sido la principal conclusión extraída de la mesa centrada en las medidas para complementar estas actividades con el ámbito asistencial del VII Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria. En ella, representantes de los servicios de salud han dado sus particulares 'recetas', que pasan más por el reconocimiento más que con el dinero.

La presidenta de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas, Elena Campos, ha moderado un debate en el que se ha llevado a cabo una apuesta generalizada por lo que la viceconsejera de Sanidad andaluza, María Isabel Baena, ha denominado "generar conocimiento" en una referencia conjunta a la formación y la investigación. "En Andalucía hemos socializado que son inherentes al profesional", ha declarado en una intervención en la que fijaba como objetivo que los sanitarios que lleven a cabo esta actividad "no se sientan damnificados".

La importancia de la investigación y la docencia.

La actualidad sanitaria de las últimas semanas ha tenido a los MIR entre sus principales protagonistas después de la publicación de los resultados de la prueba, realizada el pasado 10 de febrero. Mucho menos, sin embargo, se habla de los tutores encargados de acompañar a los médicos en su camino a la residencia. A ellos se ha referido María Isabel González, quien ha asegurado que "podemos presumir de formación sanitaria especializada" antes de lanzar una advertencia: "Si queremos mantener el nivel, hay que cuidar a los tutores".

"Solo se piensa en el número de MIR, pero nada en el de tutores", ha afirmado González, que ha señalado coherencia, responsabilidad, profesionalidad y recursos como claves para impulsar la labor de estos profesionales, a la vez que ha propuesto que la formación especializada se incluya en los contratos de gestión de los centros a través de incentivos fijados por la obtención de unos objetivos "claros, concisos y factibles".

En una línea similar al discurso de la secretaria de Sefse-Areda se ha pronunciado la directora de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitaria del País Vasco, Nekane Murga, que ha apelado a la labor de los tutores, que traspasa lo meramente docente y alcanza lo "emocional". En este sentido ha defendido la necesidad de dar a los docentes el tiempo necesario para desarrollar un trabajo en el que el plano didáctico se complemente con otros factores igualmente importantes, como el motivacional.

El factor investigador

El desalentador panorama de los tutores MIR es perfectamente extrapolable al campo de la investigación. En ambos casos, la importancia de la labor contrasta con una falta de tiempo, recursos y reconocimiento que la lastra. "Los mejores hospitales son aquellos que invierten en talento investigador", ha declarado el director científico de la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón, Ángel Lanas, que ha destacado la creciente importancia que los MIR dan a la investigación a la hora de elegir plaza. "A nivel conceptual todo el mundo la considera importante, pero la verdad es que el apoyo es muy tímido", ha añadido.

A la hora de buscar el impulso de la investigación, todos los participantes en la mesa han coincido al señalar los institutos como elemento indispensable. A ello, el gerente del Hospital Marqués de Valdecilla, Julio Pascual, ha añadido la necesidad de "políticas de personal" y ha puesto sobre la mesa una "investigación de riesgo compartido" basada en resultados.