Los directivos sanitarios también apuestan por el teletrabajo, contratos estables para los MIR y más puntos de oposición

Plan estatal de incentivos y rotaciones contra la España vaciada de médicos
José Soto, presidente de Sedisa.


02 ago 2021. 19.35H
SE LEE EN 3 minutos
La pandemia de Covid-19 ha puesto de manifiesto las escaseces que vive la Atención Primaria. Un nivel asistencial que todavía se ve más lastrado en las zonas rurales, conocidas como de difícil cobertura, y que las Consejerías de Sanidad autonómica siempre tienen problemas para cubrir con médicos. Si bien en estos territorios la falta de facultativos no se extiende solo a Primaria sino también a especializada en los hospitales que hay en estas zonas.

Todo un reto de gestión para lograr una plantilla suficiente que, desde la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), entienden como “complicada”. “Es razonable que existan una serie de criterios que faciliten y hagan algo más atractivas estas áreas”, añaden fuentes de esta Sociedad.

Como expertos en gestión sanitaria, señalan que “la tecnología ahora puede paliar en parte este déficit, incorporar el teletrabajo y que el profesional pueda pasar periodos en diferentes localizaciones”. En esta línea, matizan que “se podrían aplicar medidas, aunque no es fácil, en el sentido de hacer rotar a los profesionales de las zonas más “pobladas” a las periféricas; una buena planificación y unos incentivos razonables podrían hacer atractivos estos puestos de trabajo, además de garantizar la formación de los profesionales y no deberían de considerarse como un castigo”, concluyen.

Sedisa pone el foco en “incentivar la elección de los residentes de las plazas en sitios de difícil cobertura o territorios insulares mediante dar estabilidad con contratos posteriores al terminar la residencia”. Con el plus de que deben “existir diferencias retributivas e incluso que los servicios prestados en esas zonas se valoren en mayor medida para las ofertas públicas de empleo”.

Contar con los recursos sanitarios de toda titularidad


Políticas que varias comunidades autónomas ya han puesto en marcha pero es que Sedisa destaca un punto más: la necesidad de evitar desigualdades en el sistema de contratación para plazas de difícil cobertura. ¿Cómo? Con “una política de Estado en la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud, ya que si no se podría producir polémica y desigualdades entre las comunidades autónomas”, explican. “Desde el Ministerio de Sanidad y el Consejo Interterritorial y otros órganos centrales se deben abordar medidas y soluciones generales para la cobertura de plazas de especial dificultad y cada comunidad autónoma debe analizar y buscar soluciones para sus especificidades, pero dentro de un marco global del Ministerio”, matizan desde Sedisa.

Todo ello, por supuesto, sin discriminar a su juicio los recursos sanitarios que estén presentes en cada zona. “Los profesionales quieren elegir dónde les gusta trabajar, pero la Administración debe garantizar los servicios esenciales en todas las áreas de salud, de forma que se debe aplicar una batería de medidas en beneficio de la sociedad y de los profesionales”, explican. Y es que en su opinión: “Para garantizarlo, es importante contar con todos los recursos existentes en la zona, independientemente de su titularidad”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.