Manuel Molina: "Hemos incrementado un 10% la actividad en lo que va de año"

El gerente del Virgen del Rocío afirma que se han aumentado un 20% el número de camas disponibles este verano

Manuel Molina, director gerente del Hospital Universitario Virgen del Rocío.
Manuel Molina: "Hemos incrementado un 10% la actividad en lo que va de año"
sáb 29 junio 2019. 19.10H
El exviceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid regresó a Andalucía (nació en Granada) el pasado abril para dirigir el "buque insignia" de la sanidad autonómica, el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, un complejo con más de 1.200 camas y que atiende a más de un millón de pacientes al año.

Tres meses de experiencia son pocos pero ya han servido para conocer las dinámicas del centro, que además acaba de ser designado como referencia para el tratamiento con terapias CART, para lo que pide la incorporación de nuevo personal que posibilite una atención óptima tanto a los pacientes de su zona de referencia y a los que se envíen de otras regiones, que empezará a recibir en una semana.

¿Cómo han sido estos dos meses de adaptación a su nuevo puesto?

Manuel Molina, director gerente del Hospital Universitario Virgen del Rocío.

Han sido muy interesantes y, sobre todo, muy intensos. Han sido dos meses de aprender, de conocer, de contactos con las distintas unidades, los distintos Servicios, de ir conociendo la estructura dado que es un hospital muy grande, con cuatro edificios muy significativos: Hospital General, Traumatología, Rehabilitación, Hospital de la Mujer y Hospital Infantil, más áreas de laboratorios, diagnósticos, diálisis...

Total, que es una superficie muy importante y aunque parezca ya tiempo dos meses, todavía me faltan espacios por recorrer y visitar personalmente.

¿Qué objetivos y qué retos se plantea de aquí a finales de año en la gerencia?

Finales de año es un plazo corto. Lo primero ha sido conocer dónde podíamos tener áreas de mejora. En infraestructuras tenemos ya una serie de propuestas que estamos iniciando en el área de Quirófanos, de Traumatología y Rehabilitación.

También queremos plantearnos el inicio del proyecto para todas las reformas del bloque quirúrgico-infantil, que es un área prioritaria. Tenemos áreas de mejora en Cardiología, en la sala de hemodinámica, vamos a ampliar el área de técnicas especiales, estamos terminando la instalación de algunos de los equipos en radioterapia, algunos de ellos, como sabéis, dentro del ámbito de la donación de Amancio Ortega.


"Tenemos 19 unidades de referencia nacionales aprobadas, y dos que prácticamente lo están"


En el ámbito de los Servicios, intentaremos incentivar al máximo toda la actividad asistencial con los planes de choque, de forma que seamos capaces de ir cumpliendo todos los plazos que tenemos establecidos.

Creo que eso es lo fundamental más a corto plazo. En el ámbito de la investigación, estamos intentando captar el mayor número de ensayos clínicos, sobre todo en las fases tempranas, y que nuestro hospital sea atractivo de cara a inversiones en el ámbito de la investigación.

Por supuesto, no olvidemos que, como hospital universitario que somos, [nuestro objetivo] no solo es garantizar la mejor formación de nuestros residentes para salir con una especialidad sino también con una formación y una participación activa en el ámbito de la investigación.

Ha hablado del plan de choque contra las listas de espera. ¿Qué plazos y qué reducción de listas de espera maneja, y qué medidas son las que se han planteado?

Hay que tener en cuenta que somos un hospital de referencia, tenemos 19 [unidades de referencia] aprobadas y dos que prácticamente lo están a nivel nacional, pero también tenemos otras 23 en el ámbito de Andalucía.

Por esa mayor especialización somos más atractivos, con un porcentaje muy elevado de libre elección de pacientes, con lo cual, no podemos hacer referencia exclusivamente a la población asignada de 570.000 personas, sino que llegamos en algún área al millón o millón cien mil pacientes.

Eso significa que en algún área determinada tenemos un incremento de actividad muy elevado, pero lo que sí estamos consiguiendo es, mediante continuidad asistencial y actividad extraordinaria, tener una ocupación del 100 por ciento, no solamente en jornada ordinaria, lunes a viernes en mañana y tarde, sino también en sábados, con lo cual hemos incrementado casi un 10 por ciento la actividad desarrollada en lo que llevamos de año respecto al año anterior.

Queremos seguir esta tendencia y tenemos algunos problemas estructurales; como he dicho, estamos iniciando obras, también en otros centros que tenemos como el Duques del Infantado, y vamos a hacer también otras que nos van a tener paralizados durante estos meses de verano. Eso significa que tenemos que reforzar nuestros esfuerzos y es lo que estamos haciendo con esta actividad extraordinaria.

¿Cómo se plantea el reto de manejar el hospital de cara al verano?

El plan de verano siempre es un reto, y más cuando tenemos a veces dificultades para poder incorporar a determinados profesionales, pues no siempre podemos cubrir todas las plazas que son necesarias.


"Podemos atender con terapias CART a cuatro pacientes de forma simultánea"


Es cierto que este año hemos hecho un sobre esfuerzo y hemos subido prácticamente un 18-20 por ciento más de camas que van a permanecer abiertas, un 18 por ciento más de quirófanos que vamos a mantener abiertos.

En todo caso, tenemos una partida presupuestaria por si vemos que no se van cumpliendo los tiempos de permanencia, con nuestros propios profesionales podríamos externalizar recursos en hospitales de Sevilla, en quirófanos alquilados precisamente para que no se nos demore ningún paciente más allá de lo previsto.

Pasando a otra cuestión, Virgen del Rocío es uno de los centros acreditados por el Ministerio de Sanidad para administrar las terapias CART, siendo el único centro andaluz. ¿Cómo se plantea este reto? ¿Ya se está administrando esa terapia comercialmente a pacientes?

Tenemos ya la estructura aprobada, incluso los recursos humanos aprobados, y los primeros pacientes vamos a recibirlos la próxima semana. Para nosotros, desde luego, es un orgullo pero desde luego también es un reconocimiento a un trabajo bien hecho.

En un primer momento, el Ministerio de Sanidad ha entendido que tenía que haber un número reducido de centros, creo que con el tiempo, de ir viendo la eficacia y los buenos resultados de estas terapias con CART, seguro que va a ser ampliado.

¿Cuántos pacientes pueden ser atendidos al mismo tiempo con estas terapias en el hospital? ¿Hay previsión de cuántos pacientes atenderán a lo largo de 2019?

La previsión que tenemos es no tener más de cuatro de forma simultánea, pero eso también puede ser ampliable. No tenemos una previsión anual, ten en cuenta que esto es una gestión centralizada desde el Ministerio de Sanidad, por supuesto en contacto permanente con los centros acreditados, pero que va a depender mucho de esa distribución [que el ministerio haga]. También tenemos que tener en cuenta la distribución geográfica de los pacientes que se han seleccionado, que cumplan los criterios para poder entrar en este tipo de terapias.

Un momento de la entrevista con Manuel Molina.

En la estrategia nacional de terapias avanzadas se decía que el coste de los pacientes que vienen de fuera al Virgen del Rocío como centro de referencia iba a ser asumido por la comunidad autónoma de origen, pero los gastos adyacentes iban a ser solventados por el Fondo de Cohesión.

Muchos de los gastos que entendíamos que podrían ser repercutidos al centro de origen están siendo asumidos por el Virgen del Rocío, es un tema que deberíamos regular más adecuadamente porque nosotros, como centro de referencia, ponemos los medios necesarios, pero a veces tenemos desviaciones, sobre todo en determinadas terapias que son enormemente costosas.

Yo creo que se podría regular y que se canalizase siempre a través del Fondo de Cohesión, hay que tener en cuenta que tratar a un paciente no significa que tengas que hacerle todas las pruebas de revisión en su propia comunidad autónoma. Pero, efectivamente, eso no está asumido al 100 por ciento y muchos de esos gastos repercuten en el propio Virgen del Rocío.

Al ser el Virgen del Rocío uno de los hospitales más grandes de la comunidad, maneja un presupuesto grande, ¿tiene más margen para afrontar este tipo de gastos imprevistos que otro tipo de centros más especializados?

El Virgen del Rocío está adecuadamente presupuestado, a los gerentes nos parece siempre que necesitamos más y así y lo peleamos, pero, efectivamente, es un presupuesto alto, estamos por encima de los 540 millones y ahí están contemplados no solamente lo que es la estructura de nuestra población de referencia, sino que tiene unas partidas que contemplan los centros de referencia.


"Ser nombrados como centro de referencia tiene que llevar un incremento presupuestario porque requiere incorporar profesionales"


No obstante, ese presupuesto está hecho y diseñado en base a los gastos directos. Luego hay otra serie de gastos indirectos que repercuten al hospital y que no están contemplados. Nosotros lo que entendemos es que, cuando se tiene que ampliar un determinado Servicio, tiene que ser presupuestado de forma independiente.

Por ejemplo, en el caso del nombramiento como centro de referencia para las CART, tiene que tener un incremento presupuestario como nueva actividad porque, además, requiere incrementar nuestros profesionales, tanto facultativos como profesionales de Enfermería. Eso es lo que siempre solicitamos, que cualquier actividad nueva que se incorpore tenga su impacto también en el incremento presupuestario.

En ese incremento de facultativos y personal de Enfermería, ¿cuántas contrataciones serían necesarias para adaptarse a ese ritmo de trabajo?

En un principio hacemos un esfuerzo y todo lo que podemos asumir con los recursos propios lo hacemos. No obstante, en este caso concreto, se ha solicitado un incremento de otro facultativo más, especialista en Hematología, así como un apoyo de ocho profesionales de Enfermería para que estén los turnos correspondientes, teniendo en cuenta que estamos hablando de ingresos prolongados, con lo cual, tenemos que tener tres turnos en estas Unidades.

¿Cuántos ensayos clínicos hay en marcha en el hospital?

Ahora mismo en el Hospital Virgen del Rocío tenemos más de 560 ensayos clínicos. De lo que más orgullosos estamos es de incrementar los ensayos en fases tempranas, fases I y II. El sistema Virgen del Rocío consiste en una integración total entre todo el área clínica y el área investigadora, con lo cual el traslado a la clínica diaria pues es inmediato.

Por eso creo que es un sistema magnífico, con una serie de investigadores principales importantísimos: tenemos la fundación de investigación de Fisevi, pero también dentro ya está el Instituto de Biomedicina de Sevilla, IBIS, que es el órgano técnico, el instituto científico que engloba y que da el soporte y que fomenta la investigación, que está haciendo una labor magnífica.

¿Cómo se atrae el talento investigador al hospital?

Yo creo que el talento se trae con la experiencia, con la profesionalidad y, sobre todo, con el conocimiento. Esto es implicación de nuestros profesionales: Por mucha tecnología que tengas, si los profesionales no lo incentivan, ya que es una herramienta básica para el prestigio de su Unidad y  de todo el hospital, pues no se consigue.


"Anualmente registramos más de 20 patentes fruto de nuestras investigaciones"


Hay que atraer teniendo buenos sistemas de captación: estamos integrados en estudios multicéntricos, abiertos a otros centros, a líneas de colaboración europeas… Todo lo que sea abrirse a cualquier estudio es fundamental.

Tenemos líneas, por supuesto, en Hematología, Cardiología, Digestivo, Oncología… Anualmente registramos más de 20 patentes dentro de nuestras investigaciones, eso es otro punto fundamental, que toda nuestra investigación revierta en nuestro propio sistema y genere ingresos.

¿Cómo se potencia la transferencia de la innovación?

Lo primero es tener el potencial de todos nuestros investigadores. A todos los especialistas MIR, FIR, QIR... que se forman desde el primer momento se les insta a incluirse en grupos de investigación. O sea, ya en el momento de la formación están paralelamente asumiendo que el profesional sanitario no solamente está para la labor asistencial.

Lo que tiene que existir es una implicación desde arriba, y en ese sentido la Secretaría General de Investigación de la Consejería de Sanidad está implicándose, moviéndose para captar, informar, vender las bondades de nuestro sistema no solamente a nuestros investigadores sino a nuestra población, el saber que somos punteros y que estamos captando el máximo número de ensayos clínicos posible.

Usted ha llegado al Virgen del Rocío en una época de cambios, de un cambio de signo político. ¿Se nota eso en el día a día?

Hay una diferencia importante entre el papel desempeñado en unos servicios centrales, donde estaba yo antes, y el de la gestión, que es mucho más próxima, más profesional, lo que el transmito a todo el mundo es eso: la profesionalidad, la implicación en la mejora y también en la gestión.


"En la gerencia de un hospital estás mucho más próximo al paciente"


No solamente el gerente y el equipo directivo son gestores: cada miembro, cada jefe de Servicio, cada jefe de sección, cada facultativo tiene que ser también gestor de los medios que tenemos e intentar dar la mayor capacidad asistencial e investigadora con los fondos que tenemos.

Todos tenemos que ser gestores, no solamente el gerente, y esa profesionalidad si lo ven en el equipo directivo, estoy seguro que les trasmite muchísima más confianza que visto desde una posición más lejana.

¿Tenía más reuniones cuando era viceconsejero o ahora que es gerente del hospital?

¡Eran distintas! (ríe) Quizá tenía las mismas, muchísimas reuniones, las otras eran más de toma de decisiones a alto nivel y estas son más de ver el día a día, comprobar en cada momento dónde está cada paciente, dónde hemos tenido un problema con un paciente determinado o con un Servicio determinado, o dónde se nos ha formado un cuello de botella.

Eso antes no lo veía, antes veía un poco la situación de los distintos hospitales y cómo evolucionaba cada uno. Aquí tengo que tratar y analizar el problema diario, el problema de estas noches de guardias en que hemos tenido 405 pacientes, 32 en observación, y que aunque no debe de estar ninguno más de 24 horas, teníamos cinco. Son reuniones distintas, el día a día aquí es mucho más intenso que en una viceconsejería.

Desde la gerencia de un hospital en el que se está manejando continuamente datos y cifras, ¿cómo no se pierde la perspectiva del paciente, que parece que muchas veces es un dato?

Precisamente aquí estás mucho más próximo al paciente. Me preocupa, por ejemplo, esa intervención cardíaca que hemos tenido que demorar porque no había salido el paciente que tenía que dejar sitio libre en la UCI, esa vivencia del día a día.

Este hospital tiene una gran cantidad de actividades sociales, con las asociaciones vecinales, muchísimas organizaciones colaboradoras en el ámbito de la humanización, la atención, el ámbito social…

Tenemos siete puntos de atención social para nuestros ciudadanos, sus aspectos legales, de necesidades, y es algo en lo que también quiero seguir implicándonos más. De hecho, estamos ahora impulsando tres, cuatro convenios con estas entidades para abrirnos mucho más, que el voluntariado entre en nuestro hospital y sea otra herramienta de proximidad para nuestros pacientes, de humanización y de atención a los pacientes y a sus familiares.

¿Cuál ha sido su mayor reto y su mayor satisfacción en estos casi tres meses al frente del Virgen del Rocío?

Mi primer reto ha sido el integrarme plenamente, llevo dos meses aprendiendo, conociendo. Ya entro en la siguiente fase de una integración mucho más diaria en la propia estructura del hospital, el poder salir más del despacho, del que hasta ahora he podido salir poco. Yo soy un hombre de poco despacho, me gusta más el contacto directo, poder pasar por los Servicios, visitar las Urgencias en los momentos de mayor conflictividad.


"Tenemos que mejorar la coordinación entre los cuatro núcleos hospitalarios"


Mi reto es integrarme plenamente en el hospital como un ente vivo entre todos los Servicios. Esta primera fase ha sido de aprender, captar, reunirme, y ahora la siguiente es verlo in situ. Como he dicho, tenemos retos como infraestructuras que hay que mejorar y vamos a seguir haciéndolo, lo que pasa es que tenemos que periodificar.

Tenemos que mejorar la coordinación entre los cuatro núcleos hospitalarios. Que el problema que existe en el hospital general le afecte al maternal y al infantil, a Traumatología, que todos seamos capaces de buscar sinergia para que no seamos centros independientes. Y, por supuesto, la parte de investigación, el IBIS, que sea una unidad integral.

Lo principal es seguir mejorando la atención a nuestros pacientes, los tiempos de respuesta, la calidad de la asistencia, consiguiendo acreditaciones de calidad para todos nuestros Servicios, ese es el objetivo fundamental.

¿Qué es lo que más le ha sorprendido al llegar a la gerencia del Virgen del Rocío?

¿Lo que más me ha sorprendido? Pues me ha sorprendido muchísimo el tamaño del hospital, cuando llegué aquí vi avenidas dentro por las que circulaban los coches. Es una extensión tremenda, estamos hablando de 8.400 trabajadores, más de 1.200 camas, 51 quirófanos, cuatro paritorios, unas unidades de laboratorios, laboratorios extraordinarios.

Lo que más sorprende es la cantidad de recursos, de Servicios, de unidades de gestión clínica, y la cantidad de actividad, porque estamos atendiendo más de 300.000 urgencias anuales, estamos atendiendo más de un millón de pacientes al año.

Es lo que más sorprende del Hospital Universitario Virgen del Rocío. La grandeza en cuanto a su estructura y la grandeza en cuanto a sus Servicios y a sus profesionales. Es lo que tenemos que transmitir, que este hospital siga siendo el buque insignia de la sanidad andaluza.

Manuel Molina ha atendido a Redacción Médica en su despacho del Virgen del Rocío.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.