Los directivos reclaman mayor protagonismo en el Consejo Interterritorial del SNS y una ley de mínimos para competencias

Profesionalización Directivos
Dulce Ramírez, Eloína Núñez, Jon Guajardo y Rafael López.


13 nov 2022. 18.20H
SE LEE EN 7 minutos
El camino para garantizar la profesionalización de los directivos que encabezan los grandes centros sanitarios pasa necesariamente por un gran “pacto político” que permita establecer unos “principios mínimos” para aplicar en las 17 comunidades autónomas. Es una de las principales conclusiones en la que coinciden los gestores del sector, que reclaman un papel más protagonista el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) e incluso un cambio legislativo que allane el camino para dar este paso adelante. 

Debate sobre la profesionalización de los directivos de salud. 

Esta búsqueda de soluciones ha sido una de las claves del debate que ha organizado Redacción Médica con la colaboración de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) para ahondar en el reto de la profesionalización de los perfiles encargados de la gestión sanitaria. La mesa ha contado con la participación de la vicepresidenta de la entidad, Dulce Ramírez; el vicepresidente segundo, Jon Guajardo; el vocal, Rafael López; y la gerente del Área Sanitaria de Santiago de Compostela y Barbanza y presidenta de la Agrupación Territorial de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) en Galicia, Eloína Núñez.

Dulce Ramírez: "Habría que partir de una normativa consensuada". 

Los ponentes han recalcado la importancia de acometer un cambio normativo para acompasar el reto de la profesionalización a la evolución de la sociedad española, que se encuentra inmersa en cambios demográficos o tecnológicos pero que sigue valiéndose de la Ley General de Sanidad de 1986 como una de sus principales hojas de ruta. Ramírez ha apuntado en ese sentido que es necesario un marco común para los directivos de salud, pero que se haga de manera “consensuada” para encajar en el modelo autonómico de transferencias. “Hay que establecer unos mínimos para que luego cada servicio regional, evidentemente, pudiera llevar a cabo sus procesos selectivos”, ha apostillado.

Una de las metas de esta suerte de pacto de Estado sería establecer un patrón común para la incorporación de nuevos perfiles en las cúpulas de la sanidad, pero también un baremo para impedir los despidos vinculados a criterios políticos.  “Me parece sangrante que mañana se tome la decisión de cesar a un gerente que cumpla objetivos, que haya resuelto problemas importantes, que haya desarrollado iniciativas o que haya puesto en marcha programas innovadores por razones paralelas a su actividad”, ha expuesto López.

En este sentido, la gerente del área de Santiago de Compostela ha abogado por emular el modelo aplicado durante la pandemia de Covid-19 en la que las decisiones se tomaban bajo un “paraguas” común, pero luego cada autonomía gestionaba los recursos en función de sus particularidades. “No tiene sentido que en una comunidad autónoma se haga una cosa y en otra sea totalmente diferente”, ha agregado Núñez. 

Redacción Médica organiza un debate sobre al profesionalización de directivos de salud. 


Todos coinciden en que para lograr este pacto político es necesario el liderazgo del Ministerio de Sanidad pero que el debate se tiene que trasladar hasta el seno del Consejo Interterritorial del SNS, donde tienen representación los consejeros del ramo de todas las autonomías. Es el escenario en el que creen que deben garantizarse los procesos de certificación de sus competencias, así como un reconocimiento a la responsabilidad que tienen los gestores en el devenir de la sanidad. 

El mapa de competencias de SEDISA


Eloína Núñez: "No tiene sentido que en una comunidad se haga una cosa y en otra no" 

El debate llega en un momento en el que SEDISA continúa inmersa en la definición de las competencias de los directivos de salud después de más de dos décadas de trabajo en ese campo. Los perfiles más avanzados son el de gerente de hospital o director de organización sanitaria, mientras que ya se ha conformado el grupo de trabajo para abordar el de jefe clínico de servicios de Farmacia. El siguiente reto que arrancará en cuestión de semanas es el de los directores médicos.

Para poder trabajar en este mapa, la institución ha hecho llegar una encuesta con una decena de preguntas a todas las comunidades autónomas para conocer cómo se seleccionan los directivos, cuáles son sus criterios para un cese o qué horquilla de retribuciones manejan. Aunque todavía no se cuenta con todas las respuestas, la conclusión es que el método de trabajo es muy “variopinto” ya que fluctúa en función de cada territorio.

Rafael López: "Los gestores salvan vidas y los buenos, muchas más"

Otra de las fórmulas para garantizar esta unificación de competencias pasa por el denominado Desarrollo Profesional Continuo (DPC) dirigido a que los profesionales puedan autoevaluarse en un momento determinado para determinar cuál es su margen de mejora en los distintos perfiles directivos a los que quieren optar. “Dotamos al directivo de una plataforma online para pueda acceder de una manera muy accesible a través del móvil, ir metiendo su experticia, y desarrollando algunas pruebas que pueden ser casos reales”, ha relatado la vicepresidenta de SEDISA. 


Grado universitario y mentoring


Las otras líneas de actuación en las que está trabajando la organización pasan por la petición para que se instaure un grado universitario dirigido exclusivamente a los profesionales de salud o el trabajo en un programa de 'mentoring' dirigido a alumnos de máster con el objetivo de mejorar su proyección laboral y acercarles al día a día de la actividad de la gestión sanitaria.

Dulce Ramírez, Eloína Núñez, Jon Guajardo y Rafael López comparten sus impresiones sobre las competencias. 


“La capacitación y la generación de valor en nuestra gestión son fundamentales porque, como estamos comentando, somos organizaciones sujetas a un presupuesto y somos organizaciones públicas mayoritariamente que necesitamos gestionar de la mejor manera posible, de la forma más eficiente posible, garantizando la calidad de lo que hacemos”, ha apostillado Guajardo.

Jon Guajardo: "La capacitación del directivo de salud es fundamental". 

Con todas estas patas, desde SEDISA apuntan a la importancia que puede llegar a tener conseguir la profesionalización de los directivos de salud para mejorar tanto la calidad como la eficiencia de la asistencia sanitaria. Bajo la premisa de “los gestores salvan vidas”, el sector se ha encomendado la tarea de definir mejor sus perfiles para poder dar un salto más en sus capacidades. 

Los gestores sanitarios buscan soluciones al encaje de sus competencias en el mapa autonómico. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.