El número de datos en salud crece un 48%, pero solo se puede acceder al 20%

Desde SEDISA exponen que el principal reto en el ámbito de la innovación es la medición de los resultados en sanidad

Jon Guajardo, vicepresidente segundo de SEDISA.
El número de datos en salud crece un 48%, pero solo se puede acceder al 20%
mar 11 junio 2019. 16.40H
La Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) ha publicado los resultados del “Sondeo de Percepción sobre Innovación, Gestión Sanitaria y papel del directivo de la salud”, elaborado conjuntamente con la Asociación Nacional de Directivos de la Salud (ANDE). En él se subraya que el principal reto para los directivos de la salud en el ámbito de la innovación es la medición de los resultados en salud.

En palabras del gerente de la OSI Barrualde Galdakao y vicepresidente segundo de SEDISA, Jon Guajardo, “tenemos un ecosistema de datos en donde hablamos de términos como la interoperabilidad y cómo queremos enfocar este ecosistema hacia los resultados en salud”.


"Tomar decisiones para mejorar los resultados clínicos permite aplicar los conceptos de Medicina basada en valor"


Para ejemplificar esta experiencia en resultados de salud, Guajardo compartió la experiencia de la sexta edición del proyecto Amphos, centrado en la medición de resultados y que ha unido a más de un centenar de pacientes, directivos y profesionales de la salud, que han trabajado conjuntamente en el análisis de la importancia de los resultados en salud y su medición para la mejora del sistema sanitario.

Las conclusiones, que serán presentadas próximamente, recogerán la situación de nuestro Sistema Nacional de Salud y cómo se puede llevar a cabo la coordinación entre las diferentes comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para conseguir mediante la compartición de los resultados un medio común que facilite la eficiencia y la equidad y la toma de decisiones en gestión sanitaria.

Experiencias 


Durante la Jornada, además, se presentaron experiencias de medición de resultados en salud. Una de ellas fue el proyecto HOPES, un consorcio de empresas expertas en salud y tecnología que trabajan con clínicos, farmacéuticos y autoridades de salud con el objetivo de reducir la variabilidad clínica.

Según Ana María Martínez, coordinadora de Investigación de HOPES, “el objetivo de conseguir Real World Data a partir de la clínica diaria es poder agrupar datos de resultados en la vida real para monitorizar la efectividad de los tratamientos cuando se usan en la población de mundo real, sin criterios de inclusión o exclusión como existen en los ensayos clínicos. El conjunto de Real World Data, obtenidos con diferentes métodos, genera lo que se llama Real World Evidence. Estas evidencias permiten comparar resultados en salud y mejorar los procesos asistenciales, actuando de palanca hacia la Medicina Basada en el Valor”.

Medición de los resultados 


Gracias a la medición de los resultados en salud, es posible un enfoque mucho más aplicado de los datos de la vida real englobando no solo la seguridad, sino profundizando en el control de la enfermedad con parámetros de medición objetivos. Martínez destaca que “los llamados Patient Reported Outcomes, cuestionarios respondidos por pacientes acerca de la calidad de vida relacionada con su enfermedad, permiten tener una visión más holística. Medir resultados en salud y, sobre todo, tomar decisiones para mejorar los resultados clínicos y los aspectos económicos permiten aplicar los conceptos de Medicina Basada en Valor”.

En definitiva, los retos tecnológicos, según Julia Díaz, “se agudizan en el sector sanitario, de forma que, aunque éste es uno de los sectores con más posibilidades cuando hablamos de Inteligencia Artificial, también es uno de los más complicados a la hora de implantarla, por la seguridad de los datos y porque hablamos de salud y vidas humanas”. Y concluye: “El futuro pasa por seguir aprovechando la información que tenemos y además compartir esos conocimientos y experiencias. La comunicación sobre los avances realizados es esencial, y queda mucho por hacer en este aspecto”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.