Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05
Conocimiento > Gestión

El cruce de datos sanitarios y policiales reduce los accidentes de tráfico

Córdoba ha logrado una disminución del 31 por ciento en dos años dentro de su casco urbano

El Hospital de Alta Resolución de Puente Genil.
El cruce de datos sanitarios y policiales reduce los accidentes de tráfico
Redacción
Lunes, 27 de marzo de 2017, a las 17:50
Los datos sanitarios salvan vidas dentro y fuera de los centros. Un estudio realizado en el Hospital de Alta Resolución de Puente Genil (Córdoba) ha permitido reducir un 31 por ciento los accidentes de tráfico dentro del núcleo urbanos, gracias a la identificación de las zonas de mayor siniestralidad y a la elaboración de un mapa de puntos negros que ha dado lugar a la posterior ejecución de medidas para la prevención de mano de la Policía. Una medida que ha permitido percibir un ahorro anual superior a los 22.000 euros (sólo en costes directos).

El estudio, que será presentado a profundidad en la 20º edición del Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria organizado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) y la Sociedad Española de Directivos de la Enfermería (ANDE), pone de relieve que “las lesiones causadas por accidentes de tráfico son unos de los problemas de salud más graves en la actualidad”. En este sentido, recuerdan que “la dificultad de cruzar información complica su prevención y aumenta el gasto sanitario, ya que a los costes directos de las asistencias sanitarias hay que sumarles los costes indirectos de las incapacidades temporales o de tratamientos de lesiones crónicas”.

En el estudio se contabilizaron 150 accidentes con 277 lesionados, en el año 2015. Tras la implantación de las medidas de seguridad en el año 2016, estas cifras bajaron a un total de 103 accidentes con 194 personas lesionadas, un descenso del 31 por ciento y del 30 por ciento, respectivamente con respecto al año anterior. Asimismo, el ahorro económico asociado a esta bajada en un año fue de más de 22.000 euros, teniendo en cuenta como coste de la primera asistencia en el servicio de Urgencias la cuantía de 270 euros. “De ahí la importancia de identificar aquellos lugares de mayor siniestralidad dentro de los núcleos urbanos para implantar medidas de prevención en esas zonas y lograr reducir el número de accidentes anuales y el gasto sanitario ocasionado por ellos”, precisan.

De este modo, el estudio ha permitido no sólo identificar los puntos con mayores riesgos de siniestralidad, y reducir los accidentes y gastos médicos asociados, sino también potenciar la sostenibilidad del sistema sanitario y la protección de la salud mediante mecanismos de prevención que pueden ser extrapolables a otros entornos.