Se trata de un modelo desarrollado por este hospital que incorpora tecnología 3D y la asistencia del robot NAO

El corsé HUCA ahorra 350 euros por paciente al sistema de salud asturiano
José Antonio Fidalgo, jefe de Sección de Infantil y Prótesis en el área de Rehabilitación del HUCA


27 oct 2021. 09.00H
SE LEE EN 4 minutos
Once años han pasado desde que el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) comenzara a perfeccionar los corsés utilizados para tratar la escoliosis idopática en adolescentes. Una década después puede presumir de contar con su propio modelo de esta herramienta terapéutica: el corsé HUCA

José Antonio Fidalgo, jefe de Sección de Infantil y Prótesis del HUCA

Sus características así como su evolución han sido desgranados por José Antonio Fidalgo, jefe de Sección de Infantil y Prótesis en el área de Rehabilitación de este centro, en la Jornada Hospital Innovador, organizada por Redacción Médica con el auspicio de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) y la colaboración de Air Liquide Healthcare, Boehringer Ingelheim y Sanofi.

Además de sustituir el material termoplástico, utilizado en la mayoría de casos, por poliámida, el nuevo modelo no tiene ningún coste para el paciente. Con un importe mínimo de financiación permite ahorrar al sistema de salud de Asturias "hasta 350 euros por corsé", afirma el portavoz.

Corsé elaborado con impresoras 3D


En 2010, la práctica profesional que predominaba en la mayor parte de servicios de Reumatología para elaborar estas herramientas contra la escoliosis era la mesa de cotrel. Este sistema presentaba sin embargo ciertos inconvenientes como "mala tolerancia al posicionamiento o elongación de la columna" para obtener el negativo del molde, lo cual unido al recambio generacional y la llegada de avances tecnológicos, hizo que abandonara progresivamente el método. 

Antes de desterrarlo, la unidad de Fidalgo decidió aplicar sus "propios recursos" para "innovar" tomándolo como base. La idea era acomodar al paciente, incorporando un dispositivo de tracción cervical y unos acoples que ejercieran la fuerza suficiente para "alinear lo máximo posible" el sistema a la columna del paciente. Así es como surgió un nuevo dispositivo para la toma de molde en agosto de 2016 con el que se mejoraba tanto la tolerancia del paciente como las fuerzas a las que se sometía la columna. 

El corsé, patentado por el Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA) y la Fundación para la Investigación y la Innovación Biosanitaria (FINBA), todavía abría la puerta a mejoras como el control de la fuerza ejercida.

En este sentido, y con la ayuda de Idonia, se incorporó una nueva tecnología para sensorizar los brazos correctores y obtener un "feedback directo" de la presión "a la que se somete al paciente", detalla Fidalgo. Los nuevos dispositivos también permiten escanear el tronco y obtener un archivo informático sobre el que se "corrigen imperfecciones". "Sale practicamente hecho", explica el experto, en referencia a la impresión en láser 3D que se utiliza en su moldeado. 

Una tarea nada fácil, explica, ya que hasta ahora esta tecnología se había utilizado para elaborar prótesis más pequeñas. Para complementar su funcionalidad, el equipo de Rehabilitación cuenta con la ayuda de NAO, el primer robot "sanitario" que asiste el proceso e interacciona con el paciente, en este caso adolescente para "rebajar el impacto emocional". 

"Innovar no significa realizar procesos estáticos sino hacer autoreflexión y ser consicentes de qué hay que mantener porque va bien y qué tenemos que seguir modificando", matiza Fidalgo tras relatar el proceso de creación del bautizado como 'corsé HUCA', un "modelo diferente que mantiene las propiedades de antes". 

El departamento, asegura ha trabajado para que todo el proceso asistencial del área esté lo suficientemente integrado para que el paciente pueda salir de la consulta "con el corsé adaptado".

José Antonio Fidalgo relata la evolución en el desarrollo del Corsé HUCA



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.