Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:00
Conocimiento > Gestión

"Las acreditaciones han disminuido el número de errores hospitalarios"

La implementación de controles y metodologías son aplaudidas por Antonio Buño, jefe de Análisis Clínicos de La Paz

Antonio Buño, jefe de Servicio de Análisis Clínicos del Hospital Universitario La Paz
"Las acreditaciones han disminuido el número de errores hospitalarios"
Redacción
Lunes, 03 de julio de 2017, a las 12:40
Una garantía de calidad sanitaria. Antonio Buño, jefe de Servicio de Análisis Clínicos del Hospital Universitario La Paz, ha apuntado que la acreditación de los centros “contribuye de forma clara a un ahorro de recursos materiales, a una optimización de los recursos humanos y a una racionalización de los espacios físicos. Mejoras en el control de los productos adquiridos, control de caducidades o mantenimiento preventivo reglado de los analizadores contribuyen a un mejor aprovechamiento de los recursos”. Así lo ha indicado en la Memoria de Actividad de 2016 de la Entidad Nacional de Acreditación.
 
Buño, que ha recordado que el Hospital Universitario de La Paz fue el primero en obtener la acreditación conforme a la norma de referencia ISO 15189, apunta que “el beneficio principal es para el paciente”, ya que es “el foco inicial y final de nuestra atención”. En este sentido, el Jefe del Servicio de Análisis Clínicos señala que “la mejor formació.n del personal disminuye el porcentaje de repeticiones innecesarias, errores en la calibración de métodos de medida o actuaciones incorrectas en función de resultados de control de calidad analítico”.
 
Así, esta competencia técnica del equipo del laboratorio también redunda sobre el paciente, “La acreditación nos ha aportado seguridad y uniformidad en nuestras actuaciones, una mayor fiabilidad en los resultados con una disminución del número de errores y reclamaciones debido a una mejor gestión de los procedimientos del laboratorio, todo ello en gran medida fruto del gran trabajo realizado en la mejora del aseguramiento de la calidad en la fase analítica con un claro impacto en el mejor cuidado de los pacientes”, precisa.

“Nos garantiza un mayor nivel de conocimientos y de competencia técnica gracias, en parte, a los procedimientos establecidos de cualificación, evaluación y formación continuada que redunda en una mejora en la calidad de los resultados”, indica. A lo que suma que el personal técnico y facultativo trabaja en un ambiente ordenado, con tareas bien organizadas donde se intenta que nada quede sujeto a la improvisación y esto repercute de nuevo en un mejor servicio a nuestros pacientes”.