Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 11:15
Conocimiento > Gestión

"La figura del directivo de la salud está estigmatizada"

Rafael López Iglesias, director gerente del Servicio de Salud de Castilla y León, apuesta por un cambio coordinado

Modoaldo Garrido; Mariano Marín Patón; Juli Fuster Culebras; Candela Calle Rodríguez; Rafael López Iglesias; Jesús Sanz Villorejo.
"La figura del directivo de la salud está estigmatizada"
José A. Puglisi
Viernes, 31 de marzo de 2017, a las 12:10
“La figura del directivo de la salud está estigmatizada”. Así de claro lo ha dejado Rafael López Iglesias, director gerente del Servicio de Salud de Castilla y León, durante el debate ‘Profesionalizando la gestión’, celebrado en el 20º Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria. Específicamente, reclama las desventajas que perciben desde el punto de vista económico y de percepción interna en los centros, lo que genera que “cuando se ofrecen estos cargos, las personas tengan que pensarse muy bien la decisión de aceptar”.

Para cambiar esta situación, López aboga por un gran pacto nacional por el futuro del Sistema Nacional de Salud (SNS), lo que permitirá “lograr la unificación de los planes de todas las autonomías para profesionalizar a los directores de la salud”. Sin embargo, ha destacado que es necesario poner la lupa es aspectos como “la despolitización de los procesos, la búsqueda de incentivos para captar a las nuevas generaciones de directivos, la formación ya sea por medio de un Área de Capacitación Específica (ACE) o de una titulación, y, finalmente, determinar cuál será el canal de acceso a esta carrera profesional”, ha sentenciado en el evento organizado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) y la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE).

“Al momento de profesionalizar la figura del directivo hay que contemplar diversos tipos de capacidades personales, entre las que se encuentran su capacidad de visión, de emprender y de análisis”, ha añadido Candela Calle Rodríguez, directora gerente del Institut Catalá de la Salut. A esto agrega otro aspecto que considera clave: los valores, los que “ayudarán a encontrar puntos de entendimiento entre todos los entes del sistema sanitario, por lo que es necesaria una apuesta por la transparencia, pero no para cumplir una ley, sino por la iniciativa propia”. Una medida que, predicando con el ejemplo, han llevado a cabo en su autonomía a través de la firma de acuerdos para transmitir la cultura de “rendir cuentas” dentro de las instituciones sanitarias.

Modoaldo Garrido, vicepresidente Primero de Sedisa; Mariano Marín Patón, director gerente del Servicio Andaluz de Salud; Juli Fuster Culebras, director gerente del Servicio de Salud de las Illes Balears; Candela Calle Rodríguez, directora gerente del Institut Catalá de la Salut; Rafael López Iglesias, director gerente del Servicio de Salud de Castilla y León; Jesús Sanz Villorejo, presidente de ANDE.

Modoaldo Garrido, vicepresidente Primero de Sedisa; Mariano Marín Patón, director gerente del Servicio Andaluz de Salud; Juli Fuster Culebras, director gerente del Servicio de Salud de las Illes Balears; Candela Calle Rodríguez, directora gerente del Institut Catalá de la Salut; Rafael López Iglesias, director gerente del Servicio de Salud de Castilla y León; Jesús Sanz Villorejo, presidente de ANDE.


En el debate -que ha sido moderado por Jesús Sanz Villorejo, presidente de ANDE, y Modoaldo Garrido, vicepresidente Primero de Sedisa- también se ha puesto de relieve la problemática generada por la intervención de los parlamentarios regionales en las tomas de decisiones de gestión sanitaria. “Es común que el parlamento decida dónde poner un médico o una ambulancia, determinado aspectos y recursos que, evidentemente, deberán de ser del directivo de la salud”, ha puntualizado Juli Fuster Culebras, director gerente del Servicio de Salud de Islas Baleares.

En la misma línea, Mariano Marín, director gerente del Servicio Andaluz de Salud, ha buscado destacar la necesidad de dotar de mayor protagonismo a los directivos de la salud al citar un estudio realizado en Reino Unido durante mayo de 2011. En concreto, se trata de una investigación que revela que “tras realizar un recorte del 50 por ciento en estos cargos, se percibió una caída en el prestigio de los centros, así como que, contrario a lo que se pensaba, no existía un exceso de gestión, sino una carencia”. A esto suma la importancia de abandonar los mitos del pasado, incluido el concepto de liderazgo individual para abogar por uno grupal y participativo.

El debate ?Profesionalizando la gestión?.

El debate ‘Profesionalizando la gestión’.