Tres claves y un consejo para afrontar la recta final del examen MIR 2020

A falta de escasos días para la celebración del examen, es fundamental mantener la calma

Momentos previos al inicio del examen MIR.
Tres claves y un consejo para afrontar la recta final del examen MIR 2020
mié 15 enero 2020. 14.00H
Los candidatos al examen MIR 2020, y resto de aspirantes a las pruebas de Formación Sanitaria Especializada (EIR, PIR, FIR, BIR, RFIR y QIR) han destinado largas horas a la preparación para acceder a una de las plazas ofertadas  por el Ministerio de Sanidad. Un esfuerzo que podría caer en balde si se toma una decisión errónea a escasos días de la celebración de la prueba. Es por ello necesario optimizar al máximo los esfuerzos que se han venido cosechando durante los últimos meses.

Para ello, es fundamentales mantener la calma. La tensión previa al examen no beneficia a los candidatos, ya que genera un estado de estrés que es contraproducente para recordar todos los conocimientos adquiridos durante los últimos meses. Además, es una de las primeras causas que empeora la calidad del sueño, aumentando el cansancio del aspirante MIR y, por ende, al incremento en la posibilidad de cometer alguna equivocación al momento de contestar a las preguntas.


La confianza también será protagonista durante las cuatro horas que durará el examen


La confianza también será protagonista durante las cuatro horas que durará el examen. Considerar que no se está preparado o estudiar de forma intensiva durante los últimos días es un grave error. En un plazo de tiempo tan corto en relación a la prueba, lo recomendable es mantener el ritmo, confiando en que la mayor parte de la preparación ya está hecha. Solo quedan por aprovechar los simulacros y determinar cuáles son nuestros puntos débiles.

Otra recomendación es evitar las interferencias externas. La comparación con el resto de los compañeros o con amistades que ya han superado el MIR puede incrementar el estado de nerviosismo o negatividad. Es común que la preparación para acceder a la residencia se compare con un maratón, no solo por el trabajo constante, sino porque la meta radica en mejorar las marcas personales de forma constante. Solo así logrará obtener lo mejor de sí mismo.

Todos estos procesos de autocontrol deben estar acompañados de una sana alimentación y deporte, dos aspectos que favorecerán al buen funcionamiento del cuerpo, estando en su estado óptimo al momento de afrontar la prueba MIR. El trabajo ya está hecho.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.