Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Conocimiento > Formación

Sanidad prepara un protocolo de supervisión MIR a nivel nacional

El modelo se fundamentará sobre las bases que aplica el Servicio Murciano de Salud a sus residentes

El director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Carlos Moreno.
Sanidad prepara un protocolo de supervisión MIR a nivel nacional
Jesús Arroyo
Jueves, 15 de marzo de 2018, a las 18:30
El Ministerio de Sanidad está preparando un protocolo nacional de supervisión de residentes MIR, que sirva de base para fijar los criterios de supervisión y responsabilidad a los que se deben de someter tanto el MIR, como los jefes de estudios o tutores de las distintas unidades de Formación Sanitaria Especializada.

Según han confirmado a Redacción Médica, el departamento de Ordenación Profesional del Ministerio se está dando prisa en tener lo antes posible este protocolo, que estandarice, a través de modelos de plantilla, la formación de los residentes. De este modo, Sanidad quiere regular a nivel nacional los criterios sobre los que se supervisa al residente. Este documento se sumará a la actual guía del residente, que los MIR tienen como manual para conocer sus derechos y obligaciones.

Precisamente, como adelanta la Opinión de Murcia, el plan en el que trabaja el Ministerio de Sanidad intentará emular el plan de supervisión que tiene vigente el Servicio Murciano de Salud. Así lo ha asegurado a este medio, Francesc Molina, subdirector de Recursos Humanos del Servicio Murciano de Salud, que explica que su departamento ha trabajado conjuntamente con el Ministerio de Sanidad en el diseño de un modelo de plantilla a en el que se recogen todos los aspectos técnicos y legales que implica el protocolo de supervisión MIR.

“Este modelo de evaluación define cuáles son los criterios de supervisión y los criterios de responsabilidad, a los que se enfrente el residente. Cada uno de esos dos criterios se divide en tres niveles. De este modo, se establece un sistema homogéneo en cada una de las  especialidades de formación en todos los hospitales acreditados y en todas las unidades multidisciplinares”, explica Molina. 

Además, prosigue, el protocolo que tienen establecido en el SMS “busca fijar un marco de tareas competenciales y desempeños sobre las tareas que tienen que hacer todos los residentes, según su etapa formativa. El objetivo es conseguir una supervisión progresiva descendente del tutor y una responsabilidad progresiva ascendente del residente. Es decir, cuando el tutor tiene menos supervisión es cuando el MIR tiene más responsabilidad”, concluye.