Redacción Médica
23 de octubre de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:50
Conocimiento > Formación

Medicina de la URJC mantiene su "restrictivo" sistema de incompatibilidad

La universidad rechaza la propuesta del alumnado y les ofrece una alternativa "igual de restrictiva"

Manifestación de los alumnos de Medicina de la URJC frente al decanato.
Medicina de la URJC mantiene su "restrictivo" sistema de incompatibilidad
Pablo Rodríguez
Sábado, 02 de junio de 2018, a las 12:00
Casi dos meses han pasado desde que los alumnos de Medicina de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) alzaron la voz para denunciar un sistema de incompatibilidades que consideraban injusto. Por aquel entonces, el decanato de la Facultad de Ciencias de la Salud accedió, en mitad de la vorágine de escándalos provocada por los másteres fantasmas de políticos del PP, a negociar una alternativa menos restrictiva y emplazó a los estudiantes a una reunión para tratar otras opciones después de exámenes.

El mencionado encuentro entre alumnos, decanato y profesores de Medicina se ha producido durante esta semana y en él la dirección de la URJC ha rechazado las opciones propuestas por los estudiantes, al tiempo que les ha hecho llegar una alternativa "igual de restrictiva", según ha explicado José Suazo, representante estudiantil en la reunión, a Redacción Médica.

La propuesta de la Facultad de Ciencias de la Salud consiste en recoger tres asignaturas concretas como excepciones para poder pasar de curso: Anatomía Patológica, Nutrición y Medicina Física y de Rehabilitación. Si los alumnos suspenden alguna de estas tres materias podrían pasar a cuarto, pero con la obligación de aprobarlas durante ese año, ya que, de no ser así, no podrían aprobar el resto de asignaturas cursadas durante ese curso.

"Nos parece una propuesta igual de restrictiva. Lo único que han hecho es quitar las asignaturas que ellos consideran que son menos influyentes en el conocimiento que debe tener un futuro médico, pero nosotros no lo vemos así. Nos sentimos bastante frustrados", explica Suazo.

Los estudiantes de Medicina de la URJC proponían a la dirección de la Facultad de Ciencias de la Salud un sistema de incompatibilidades de acta con determinadas materias, por la que el estudiante se pudiese matricular de la asignatura incompatible con el requisito de que durante ese mismo curso apruebe la asignatura llave. De no superarla, la calificación obtenida no se haría efectiva. Asimismo, proponían que el alumno tuviese que superar al menos el 60 por ciento de los créditos del tercer curso del grado para poder matricularse en cuarto.