19 nov 2018 | Actualizado: 21:40

Los alumnos de Medicina ahondan en la crisis de la URJC: "Clasistas"

Denuncian que el sistema de incompatibilidades perjudica a los alumnos con menos recursos

La medida puede hacer que los estudiantes con menos recursos tengan dificultades para continuar sus estudios al perder sus becas.
Los alumnos de Medicina ahondan en la crisis de la URJC: "Clasistas"
mar 10 abril 2018. 18.00H
Pablo Rodríguez
La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) no da abasto para lidiar con tanta polémica en los últimos días. La de los másteres de políticos del Partido Popular, con Cristina Cifuentes a la cabeza, es la más sonada, pero no la única. Y es que desde hace varias semanas los estudiantes de Medicina del centro madrileño claman a través de diversos foros contra el sistema de incompatibilidades impuesto en la Facultad de Ciencias de la Salud, que no les permitirá pasar a cuarto curso si no han aprobado la totalidad de las asignaturas de los tres primeros años.

"Es la última decisión clasista de la URJC", denunciaba Pedro Gallego, estudiante de Medicina del centro madrileño, a través de su cuenta de Twitter este lunes, en un hilo en el que cargaba contra esta decisión que ya ha superado los 3.000 retuits. "Lo realmente terrible de esto es que, al no poder matricularte de un mínimo de asignaturas, porque te pueden hacer repetir un año con una asignatura de tres créditos, pierdes el derecho a poder pedir beca". El de Gallego, no obstante, era sólo uno de los numerosos mensajes que han inundado las redes en las últimas horas advirtiendo acerca de esta situación.

De esta forma, los universitarios denuncian que, además de la posibilidad de perder un año, los alumnos con menos recursos serán los más perjudicados, puesto que sin las ayudas al estudio que concede el Estado, algunos podrían verse obligados a dejar la carrera.

"Supondrá una pérdida del continuo formativo y masificará las clases"



Por este motivo, los estudiantes de Medicina de la URJC han iniciado una petición de firmas en Change.org en la que piden al Ministerio de Educación que se abola el actual sistema de incompatibilidades y que, en apenas tres semanas, ha superado las 7.000 firmas y está cerca de alcanzar el objetivo las 7.500.

Esta petición ahonda en las repercusiones negativas que tendrá la entrada en vigor de este sistema, puesto que además de poner el riesgo la continuidad de los estudios para los universitarios de menos recursos, supondrá "una pérdida del continuo formativo y contribuirá a masificar las clases de los tres primeros cursos", por lo que los precursores de esta iniciativa consideran que es "un atentado contra la educación pública".

La URJC se defiende

La decana de la facultad de Ciencias de la Salud de la URJC, Carmen Gallardo, ha defendido que el sistema de incompatibilidades que se va a implantar en su facultad responde a criterios de seguridad para con los pacientes: "no podemos dejar que trabajen con personas alumnos que no han aprobado las asignaturas de los tres primeros cursos".

"Es necesario que el alumno vaya a clase y atienda a todos los contenidos"

 

Asimismo, Gallardo ha explicado a Redacción Médica que se trata de una normativa que se aprobó hace tiempo y entró en vigor hace tres años, por lo que no entiende que las quejas se hagan ahora cuando, en su momento, esta normativa "la aprobó la junta de la facultad y una comisión de la titulación", en las que los alumnos están representados y, según la decana, estuvieron de acuerdo con este sistema de incompatibilidades.

"Todo esto tiene una base lógica, porque es necesario que el alumno vaya a clase y atienda a todos los contenidos. Tiene que aprobar todas las materias preclínicas para poder pasar a la parte clínica", continúa la decana. 

Asimismo, ha explicado que el sistema de incompatibilidades afecta a todas las titulaciones de salud de la URJC, no sólo a Medicina, y que se aplica en todas las facultades de sanidad de España, aunque "lo que cambia es el modelo, que otros pueden ser por créditos aprobados".

Ni una sola asignatura suspensa

Uno de los puntos que más controversia genera entre los alumnos de Medicina de la URJC es la imposibilidad de pasar a cuarto si tan sólo le queda una asignatura, incluso si esta es de 3 créditos, con lo que se arriesgan a perder un año por una sola materia. Cuestionada por este particular, Gallardo ha admitido que no existen excepciones para este caso, por lo que el estudiante tendría que perder el curso.

Pese a todo, la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud ha manifestado su predisposición al diálogo, y ha dicho que los alumnos no le han vuelto a pedir una reunión desde la última que mantuvieron en febrero, en la que se trató el tema y le pidieron que retirara el sistema de incompatibilidades.

"La normativa es la que es, estamos abiertos al diálogo, pero hay cosas que requieren una normativa", ha concluido Gallardo.

Los estudiantes de la URJC suman apoyos

El Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) también se ha pronunciado sobre esta polémica medida. Alejandro Iñarra, presidente del órgano estudiantil, ha informado a este periódico de que han decidido dar su apoyo a los compañeros de la URJC "ya que las asignaturas llave comprometen el continuo formativo y la equidad, ya que muchos alumnos pueden perder su beca, siendo esta una condición necesaria para la continuidad en los estudios".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.