Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00
Conocimiento > Formación

Los MIR verán sus derechos laborales reconocidos en el SAS antes de 2018

El SAS y sindicatos comenzarán en septiembre la negociación que aglutine aspectos formativos y laborales

Francisca Antón, gerente del Servicio Andaluz de Salud.
Los MIR verán sus derechos laborales reconocidos en el SAS antes de 2018
Jesús Arroyo
Miércoles, 12 de julio de 2017, a las 12:10
El Servicio Andaluz de Salud (SAS) aprobará antes de finales de año un manual que regule los aspectos laborales del residente. Tras el acuerdo unánime de los sindicatos para suprimir el termino Estatuto sobre el Decreto de Ordenación de la Formación Sanitaria Especializada, que únicamente hace referencia a las medidas puramente formativas, se espera que en septiembre se inicie una mesa de negociación donde se aglutinen tanto aspectos laborales como formativos del MIR.

Este compendio es el que reclama Carmen Serrano, vicepresidenta del Sindicato Médico Andaluz, que se muestra “confiada” en que el acuerdo esté listo para finales de este año. “Se desarrollará un manual que recoja los aspectos puramente laborales del residente en su relación con el SAS”, explica Serrano.

Por su parte, el SAS ha mostrado su “compromiso” de que este acuerdo aglutinará en un manual los aspectos formativos y laborales.

“El decreto que se ha aprobado viene a recopilar aspectos de la normativa 183/2008 como la orden de 2007 del SAS, en el que se recoge comisiones de docencia, aspectos de evaluación, rotaciones internas y externas y además hemos hecho otras alegaciones que se ajustan a derechos básicos de los residentes para que se reflejen en un decreto de ámbito andaluz”, explica la vicepresidenta del Sindicato Médico Andaluz.

Por último, Serrano se muestra confiada en que el futuro decreto andaluz que recoja los aspectos laborales se desmarque del decreto 1146/2006, donde se establece que los residentes no podrán hacer más de siete guardias al mes. El sindicato defiende que los residentes realicen un mínimo de cuatro y un máximo de seis, “porque su función en ningún caso puede ser considerada como la de un profesional de pleno, sino como la de un profesional en formación, que va tomando más responsabilidades con el tiempo”.