Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Conocimiento > Formación

Los MIR británicos votan su propio 'Bréxit' contra el resto de médicos

Han rechazado el nuevo contrato acordado entre el sindicato y el gobierno británico

Imagen de una manifestación de los junior doctors en Gran Bretaña. Foto: Garry Knight.
Los MIR británicos votan su propio 'Bréxit' contra el resto de médicos
Redacción
Martes, 05 de julio de 2016, a las 14:40
Parece que los referéndums se les atragantan últimamente a los británicos. A la incertidumbre causada por el Brexit, con la dimisión de sus impulsores incluida, ahora se suma el rechazo de los ‘junior doctors’ (los MIR británicos) al contrato firmado entre la Asociación de Médicos Británicos (BMA, por sus siglas en inglés) y el Gobierno. El 58 por ciento de los 37.000 ‘junior doctors’ y estudiantes de medicina que estaban llamados a ratificar el acuerdo han votado en contra, tal y como señala una información publicada en el diario The Guardian.
 
La primera consecuencia directa ha sido la dimisión de Johann Malawana, vocal de los ‘junios doctors’ de la BMA, que defendía el ‘sí’ al contrato y que ha señalado que “el resultado de la votación es claro y el Gobierno debe respetar la decisión bien informada que los ‘junior doctors’ han tomado”. También supone un varapalo a la BMA, que animó a que los MIR británicos apoyaran el acuerdo para acabar de una vez con meses de movilizaciones e incertidumbre.
 
Las condiciones de este contrato, muy alejadas de las demandas originales de la BMA y más en cercanas a la postura de Jeremy Hunt, secretario de salud y representante del Gobierno para las negociaciones, no parecen suficientes para la mayoría de los ‘junior doctors’. El acuerdo incluye que los fines de semana pasen a considerarse “horario fijo”, es decir: que se considere como horario normal de la semana. Sin embargo, incluía una cláusula en la que los MIR británicos podrían ver un incremento de su sueldo de hasta el 10 por ciento si trabajan al menos siete fines de semana completos durante el año, aunque la mayoría recibirían un 3 por ciento de aumento por trabajar estos siete fines de semana.
 
Además se acordó un aumento de la paga básica del 10 por ciento, una cifra alejada del 13,5 por ciento que el Gobierno prometió al inicio de las negociaciones. Esto se debe a que otros incentivos hacían difícil mantener el objetivo de mantener el coste neutral.
 
Otra de las medidas que parecen no haber gustado a los ‘juniors doctors’ es que las horas nocturnas (de 8 de la tarde a 10 de la mañana) pasen de pagarse con un 50 por ciento extra a un 37 por ciento. El sindicato argumentó que este cambio podría terminar con algunas deficiencias como que los médicos que se quedaban hasta tarde trabajando no cobraban este extra.
 
Mejoras en maternidad
 
A pesar de estas renuncias, la BMA sí logró introducir algunas demandas en el acuerdo como acabar con jornadas maratonianas para los ‘junior doctors’ que ponían en riesgo también a los pacientes.  Asimismo han logrado mejorar en cierta medida las condiciones de las médicas que han tenido hijos, incluyendo un mentor que les ayude a ponerse al día con la formación perdida durante el permiso de maternidad. Sin embargo, no han conseguido incluir la petición de ayudar a las médicas con hijos con los turnos extra de fin de semana que deberán trabajar.
 
Estas compensaciones parecen no haber sido suficientes para los ‘junior doctors’ que han votado ‘no’ en el referéndum. Una negativa que abre un periodo de incertidumbre ante la posibilidad de nuevas movilizaciones.