Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05
Conocimiento > Formación

Los decanos de Medicina dudan del realismo del baremo docente de la Aneca

Solicitan que, al contrario de la normativa global, los requisitos docentes se adapten más "a la realidad del sector"

Juan Antonio Vargas, vicepresidente de la Conferencia de Decanos de Facultades de Medicina.
Los decanos de Medicina dudan del realismo del baremo docente de la Aneca
José A. Puglisi
Viernes, 16 de diciembre de 2016, a las 09:10
Descontento con el nuevo baremo de acreditación de docentes universitarios. Desde la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina se ha manifestado el rechazo a los elevados requisitos exigidos por la Agencia Nacional de Evaluación y Calidad (Aneca) para optar a catedrático y profesor titular. El principal reclamo se centra en el aumento de las condiciones mínimas en el área de investigación, considerando que “rozan en lo imposible para Medicina Clínica, donde también se debe dedicar tiempo al área docente y de asistencia”. Sin embargo, mantienen la esperanza de que los criterios específicos para el área de Medicina Clínica, aún por publicar, sean más ajustados a la situación del sector. 

El nuevo sistema de acreditación global ha tomado por sorpresa a los decanos de Medicina. “El criterio empleado resulta excesivo y negativo. Creíamos que, al crear una comisión para Medicina Clínica, se diseñarían unos criterios más adaptados a las condiciones del área de conocimiento, pero, hasta la fecha, no ha sido el caso”, apunta Juan Antonio Vargas, vicepresidente de la Conferencia de Decanos de Facultades de Medicina. A pesar de los descontentos hay una última carta por jugar que mantiene la tensa calma dentro del mundo académico.

La Aneca aún deberá presentar los criterios de acreditación específicos para las áreas de Medicina Clínica y Especialidades Clínicas (entre las que están incluidas las áreas de conocimiento médicas y quirúrgicas), así como las de Ciencias Biomédicas (anatomía, fisiología e inmunología, y parasitología, etc.), y la de Especialidades Sanitarias (Enfermería, Fisioterapia, Farmacia, Farmacología, Nutrición, etc.). La Conferencia de Decanos de Facultades de Medicina están a la espera de este documento para saber si sus petición han sido, o no, escuchadas por la Agencia.

No obstante, aún quedan muchas dudas por resolver. Una de ellas es si los docentes que optan a catedrático y profesor titular deberán cumplir con el sistema de acreditación que se ha aprobado en términos generales o si, por el contrario, bastará con los indicados en el ámbito de Medicina Clínica y Especialidades Clínicas. “Esta segunda opción ayudaría a bajar el exagerado nivel de exigencia que, no solo afecta a Medicina, sino también al resto de las titulaciones de Ciencias de la Salud".