Llega el verano y empieza el MIR 2020: ni procrastinar ni pasarse de horas

Pau Rosés, exalumno de AMIR, recomienda “dosificar el estudio” durante los meses de vacaciones de verano

Pau Rosés, exlaumno de AMIR.
Llega el verano y empieza el MIR 2020: ni procrastinar ni pasarse de horas
dom 23 junio 2019. 11.00H
Este fin de semana comienza el verano, y con él, miles de estudiantes de Medicina arrancan su andadura de cara al examen MIR 2020. Unos meses que se prometen difíciles, pero necesarios para “asentar unos cimientos de conocimientos claves de cara a la preparación”.

Pau Rosés, exalumno de AMIR, sabe que el verano del MIR no es fácil de afrontar, porque “todos hemos recibido en los meses de Julio y Agosto fotos de nuestros amigos pasándolo en grande en la playa mientras nuestra única fuente de luz era el flexo”.

“Aun así, recuerdo mi verano del MIR como unos meses de estudio llevadero porque, a pesar de cumplir siempre el mínimo de horas de estudio que la academia proponía, pude intercalarlo con planes de playa y piscina al final del día. Mi recomendación para ello es empezar a estudiar pronto por la mañana”, aconseja Rosés.

"En mi preparación valoré mucho la figura del tutor"



Es por ello que el que fuera estudiante de la Academia AMIR receta “dosificar el estudio”. “El MIR es una carrera de fondo y no se puede llegar a la meta haciendo un sprint. Es tan importante saber estudiar concentrado como saber parar cuando estemos perdiendo el tiempo. A menudo, después de unas cuantas horas de estudio, notas que empiezas a rendir menos. Ese es el momento en el que se debe cambiar de actividad, como por ejemplo pasar de los manuales a corregir simulacros o hacer test”, subraya.

Experiencia MIR


Su experiencia, como exalumno de AMIR, le ha enseñado que “un error muy habitual es estudiar más o menos horas de las recomendadas”. “Estos primeros meses son importantes para comenzar a asentar unos cimientos sobre los que trabajar en las futuras vueltas de la preparación. Si vamos posponiendo cosas para la siguiente vuelta no alcanzaremos el objetivo. Por el contrario, si estudiamos 24/7 llegaremos quemados a las fases más intensas, por lo que tampoco llegaremos a nuestro objetivo”, asegura.

Pero no solo el estudiante de Medicina afronta este verano como un reto a superar. Pau Rosés como exalumno de AMIR también afronta esta etapa con “mucha energía”.

“Es el inicio de un largo camino y es crucial que se sientan apoyados desde el principio. En mi preparación valoré mucho la figura del tutor, y ahora devuelvo en cierta manera la ayuda que me prestaron”, concluye.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.