Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Conocimiento > Formación

Lista la propuesta legal que otorga rango profesional a Cuidados Paliativos

Sobre la mesa del Ministerio está el borrador de los Diplomas de Acreditación de esta disciplina

Dolors Montserrat, ministra de Sanidad y Rafael Mota, presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos.
Lista la propuesta legal que otorga rango profesional a Cuidados Paliativos
José A. Puglisi
Miércoles, 16 de noviembre de 2016, a las 17:50
La ‘microespecialización’ en Cuidados Paliativos está un paso más cerca de su creación. El Ministerio de Sanidad ya cuenta con un primer borrador de la propuesta del Diploma de Acreditación en Cuidados Paliativos, al que ha tenido acceso Redacción Médica, lo que permitirá que los profesionales demuestren sus competencias en esta área y puedan ofrecer una atención de más cálida y seguridad. Una tercera vía que facilita el rango profesional sin la necesidad de crear una especialidad o un Área de Capacitación Específica (ACE), por lo que se trata de una metodología más ágil y rápida.

Según precisa el borrador, el diploma es una garantía de que el sanitario: ha demostrado sus competencias; están comprometidos en mantener y renovar periódicamente dichas competencia; ha mostrado sus habilidades en los diagnósticos y terapéuticos validados por la comunidad científica; y conoce las diferentes terapéuticas propias de esta área funcional. De ahí, que se resuman un total de 94 competencias pertenecientes a 10 áreas fundamentales que les permitan contar con el Diploma de Acreditación en Cuidados Paliativos.

La propuesta, destinada principalmente a médicos, enfermeros y psicólogos, exige que los profesionales demuestren sus competencias en el ámbito de la actividad clínica, psicología, atención a la familia, ética, trabajo en equipo, organización formación e investigación, y socioculturales. A las que suma otras desde la perspectiva espiritual y, evidentemente, legal. Para medir los conocimientos y habilidades, el borrador establece que se realicen métodos de evaluación conformados por pruebas escritas, documentos y registros del personal, indicios de observación y Feedbak de 360 grados (encuestas), incluida la autoevaluación por parte de los especialistas de profesiones sanitarias reguladas.

Conocimientos básicos

Entre las competencias del ámbito de la atención clínica están: la realización de historia clínica en relación a cuidados paliativos; exploraciones físicas; comunicación eficaz con las personas relacionadas con el área de Cuidados Paliativos (equipo, familia, paciente); y elaborar planes terapéuticos y establecer valoraciones pronósticos en función de cada profesión, entre otras. Además, los aspirantes al diploma tendrán que demostrar que han dominado diversos procedimientos y técnicas asistenciales.

Desde la perspectiva psicológica, se tendrán que identificar la implicación de la dimensión psicológica en el diagnóstico y el manejo integral de cada caso; aplicar habilidades de escucha activa, de empatía, de información bidireccional y de práctica reflexiva; diagnosticar y tratar las reacciones psicológicas patológicas de los pacientes; y preparar cuidadores y niños ante la pérdida. Para la atención familiar, se estipula que se evalúen de forma integral las necesidades de la familia; elaborar un diagnóstico socio-familiar; y actuar precozmente, en el ámbito de cada profesional, en situaciones de problemática familiar de riesgo, entre otros.

No se pasan por alto otros aspectos como conocer las implicaciones éticas en los cuidados paliativos; evaluar las actitudes, creencias y comportamientos personales, y aplicar, el ámbito de cada profesional, los principios de la ética de las ciencias de la salud (para el cumplimiento del apartado de ética). Asimismo, se incluyen en el área de trabajo en equipo la capacidad para establecer un plan de trabajo integral en equipo asistencial; potenciar las habilidades y contribuciones propias de miembros del equipo asistencial; y prevenir el desgaste y ‘burnout’ en sí mismo o en otros miembros del equipo asistencial.

Acceda al borrador completo