Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:00
Conocimiento > Formación

Las especialidades más vulnerables al nuevo reglamento del examen MIR

La penalización al residente que renuncie dos veces a su plaza no afecta a todas las disciplinas por igual

Los candidatos al MIR durante la asignación de plazas.
Las especialidades más vulnerables al nuevo reglamento del examen MIR
José A. Puglisi
Martes, 11 de octubre de 2016, a las 13:30
Punto de partida para las sanciones contra el residente que renuncie a su plaza. Desde el Ministerio de Sanidad se ha establecido, en el Real Decreto 639/2014, que el MIR que renuncie dos veces a una plaza de formación especializada sanitaria durante un plazo de cinco años no podrá postularse durante los próximos dos años. La medida, que podrá tener sus primeros ejemplos en la actual convocatoria, afectará especialmente a aquellas especialidades donde se registra una mayor tasa de recirculación.

Específicamente, el Real Decreto establece en el artículo 37 que “los adjudicatarios de una plaza en formación que no tomen posesión de la misma o que abandonen la formación después de ser adjudicatarios, en dos convocatorias en un periodo de cinco años desde la primera adjudicación, solo podrán participar en una nueva prueba selectiva una vez concluidos los procesos selectivos correspondientes a las dos convocatorias anuales posteriores a la última en la que se le adjudicó plaza”.

Las especialidades más afectadas

Se prevé que las especialidades con mayor probabilidad de recibir esta sanción son Medicina de Familia y Comunitaria, Medicina Interna, Medicina Intensiva, Anatomía Patológica y Neumología. En concreto, son las disciplinas con la mayor tasa de recirculación registrada durante la última convocatoria, con un 41 por ciento en el caso de Medicina Familiar, nueve en el caso de Medicina Interna y un tres por ciento en cada una de las otras tres, según los datos de Sanidad.

Justamente, Medicina de Familia y Comunitaria también lideró la convocatoria 2014-2015 con el 42 por ciento del total de recirculantes MIR, seguida de Medicina Interna con el ocho por ciento y Medicina Interna y Medicina del Trabajo (tres por ciento cada una). No obstante, el Ministerio apunta que, durante los últimos tres años, el número de residentes que abandonan la especialidad para optar por otra ha caído en un ocho por ciento, al pasarse de 896 plazas adjudicadas a candidatos recirculantes en 2013 a 482 en 2016.

La penalización, que será una medida de presión para reducir aún más esta tendencia, tiene el apoyo de la Organización Médica Colegial (OMC). Mónica Terán, su vocal de médicos en formación, ha explicado a Redacción Médica que “aunque entendemos que un residente puede equivocarse o necesitar un cambio, consideramos que convertir esta oportunidad en una práctica repetitiva pone en  desventaja a otros aspirantes que podrían haber ocupado esa vacante y que tendrían la disposición de terminar todo el proceso formativo”. En este sentido, recalca que hay una tasa muy baja de quienes abandonan la residencia con esa frecuencia, por lo que sería un castigo “que se aplicará casi nunca o de forma anecdótica”.