13 dic 2018 | Actualizado: 09:20

Las claves para entender el premio Nobel de Medicina 2018

Sara Calleja Antolín del Grupo CTO explica los porqué la inmunoterapia ha sido la protagonista de estos galardones

Sara Calleja Antolín.
Las claves para entender el premio Nobel de Medicina 2018
lun 08 octubre 2018. 18.40H
Redacción
El Premio Nobel de Medicina 2018 ha recaído en el estadounidense James P. Allinson y en el japonés Tasuku Honjo, conocidos por ser  los “padres de la inmunoterapia”. Para conocer mejor su trabajo,la coordinadora de Inmunología y Genética del Grupo CTO, Sara Calleja Antolín, médica especialista en Inmunología en el Complejo Asistencial Universitario de León, ha querido explicar que suponen para la humanidad sus investigaciones y cómo se están aplicando en el tratamiento de pacientes.

¿Nos puede explicar en qué consiste esta técnica?

Inmunoterapia es un término amplio, que engloba a múltiples tratamientos que modifican la respuesta de nuestro sistema inmunitario y que se aplican en muy diversos tipos de enfermedades (autoinmunes, inflamatorias, alérgicas, cáncer...). El Premio Nobel de Medicina de este año, se ha concedido a dos inmunólogos que han aplicado la inmunoterapia concretamente hacia el tratamiento del cáncer, lo que llamamos inmunoterapia tumoral.

Las células tumorales son capaces de “apagar” la respuesta de defensa que nuestros linfocitos T



¿A qué se refiere?

Los inmunólogos premiados, identificaron unos mecanismos por los cuales unas células muy relevantes dentro de la respuesta inmunitaria, los linfocitos T se autorregulan e inhiben su respuesta cuando ya no es necesaria, los denominados puntos de control de inhibición (checkpoint inhibitors), por ejemplo, cuando han puesto fin a una infección. Nuestro sistema inmunitario es capaz de reconocer como extrañas las células tumorales y eliminarlas, pero éstas desarrollan sistemas (moléculas que expresan en su membrana celular) para escaparse del sistema inmunológico, a través de esos checkpoint. Es decir, las células tumorales son capaces de “apagar” la respuesta de defensa que nuestros linfocitos T ponen en marcha frente a ellas, de esta forma no son eliminadas y el tumor se desarrolla.

¿Qué han aportado los premiados a los tratamientos contra el cáncer?

Los dos principales checkpoints implicados en la inmunoterapia tumoral se denominan CTLA-4 y PD-1 (y su ligando PDL-1), gracias a su descubrimiento por los dos inmunólogos premiados, en los últimos años se han desarrollado unos fármacos, que son una especie de “balas mágicas”, dirigidos frente a ellos, de forma que bloquean la inhibición de los linfocitos T y se potencia la respuesta inmunitaria frente a las células tumorales, aunque no de forma específica y pueden aparecer fenómenos autoinmunes.

¿Qué destacaría como lo más relevante de su investigación?

Lo más relevante es que algunos de estos fármacos, se utilizan ya con aprobación por las agencias europea y americana del medicamento y han demostrado aumentar la supervivencia de los pacientes en diversos tipos de tumores, para muchos de los cuales las terapias anteriormente utilizadas no habían sido eficaces, como el melanoma metastásico avanzado.

Exactamente, ¿qué son estos fármacos?

Estos fármacos son anticuerpos monoclonales anti-CTLA-4, anti-PD-1 y anti-PDL-1. Debemos destacar que los anticuerpos monoclonales son un grupo de fármacos que se utilizan hoy de forma amplia en múltiples patologías inmunológicas y que el descubrimiento de esta tecnología fue también premiada con el Nobel de Medicina ya en 1984 a los doctores Milstein y Köhler, y que incluso este mismo año 2018, ha vuelto a ser premiada con el Nobel
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.