Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 11:00
Conocimiento > Formación

La Universidad de Salamanca solo ofertará 180 plazas de Medicina en 2018

La institución académica ha aprobado una reducción gradual que ayudará a frenar el aumento de númerus clausus

El decano de la facultad de Medicina, Francisco Javier García.
La Universidad de Salamanca solo ofertará 180 plazas de Medicina en 2018
José A. Puglisi
Lunes, 10 de abril de 2017, a las 09:20
La Universidad de Salamanca continuará, en las próximas dos convocatorias, ajustando su oferta de plazas. La institución académica ha establecido un plan por el que pasarán de sus habituales 220 vacantes a las 180 que prevén alcanzar en la convocatoria 2017-2018, según ha confirmado a Redacción Médica el decano de la facultad de Medicina, Francisco Javier García.

El proyecto, que se ha venido cumpliendo con precisión, ha permitido que la facultad de Medicina solo abriera 203 cupos en la convocatoria 2014-2015, siendo una de las pocas en registrar una tendencia negativa en un entorno donde se está promoviendo tanto el aumento de plazas como la creación de nuevas titulaciones sanitarias. Una contracción que repitió en 2015-2016, donde solo permitieron la entrada de 196 alumnos, mientras que la tasa cayó de nuevo a 189 estudiantes para el curso 2016-2017.

Javier García adelanta que, para cumplir con la meta prevista, serán necesarias dos años más. El primero, relacionado con la convocatoria 2017-2018, llevará a la Universidad de Salamanca a contar con 182 plazas, una reducción de siete alumnos que le dejará en el límite de su meta en númerus clausus. De ahí que el resultado final se alcanza para la convocatoria 2017-2018, siendo necesario un ajuste menor de dos plazas. Sin embargo, no es la única que sigue esta tendencia.

La Universidad de Sevilla registró 360 plazas para la convocatoria 2011-2012, cifra que se reduciría en 10 plazas para el próximo curso, cifra que mantendría en 2013-2014. No obstante, los ajustes se volverían a percibir en 2014-2015, donde se llevó la oferta a las 320 vacantes, mientras que un año después, caerían a 304 cupos. En este sentido, los registros demuestran que la última caída ha sido en el curso 2016-2017, cuando se llegó a la recepción de 291 estudiantes.