Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Conocimiento > Formación

La nueva facultad de Medicina balear 'paga el pato' por la deuda de la UIB

El rector de la universidad, Llorenç Huguet, ha solicitado 13 millones para mejorar su proceso de financiación

El rector de la Universidad de Islas Baleares, Llorenç Huguet.
La nueva facultad de Medicina balear 'paga el pato' por la deuda de la UIB
Redacción
Lunes, 12 de septiembre de 2016, a las 10:10
La nueva facultad de Medicina balear tiene su talón de Aquiles: la financiación. Desde el rectorado se han solicitado 12 o 13 millones más que les permitan posicionarse en la media nacional y completar su proceso de financiación. “En 2013, la deuda con la Universidad de Islas Baleares era de 26 millones y a diciembre de 2015 estaba sólo en seis, por lo que establecemos como meta que, para el final de la legislatura, la universidad alcance el mismo presupuesto que en 2009”, ha precisado el rector, Llorenç Huguet.

A pesar de que Huguet ha asegurado que gracias a los recursos recibidos en los últimos años “hemos evitado los despidos y hemos mejorado las condiciones tanto de nuestros empleados administrativos como de nuestros docentes e investigadores”, le han llovido las críticas por aprobar la creación de una facultad de Medicina que, tan solo durante el primer curso, tendrá un coste de “aproximadamente 1,5 millones de euros”.

En este sentido, el portavoz de Ciudadanos en Baleares y diputado en el Parlament, Xavier Pericay, ha considerado "una irresponsabilidad y hasta una desvergüenza" que el rector reclamara más dinero para la universidad al tiempo que pone en marcha una Facultad de Medicina. "Si tan preocupado anda el rector con la financiación de la universidad, lo que tenía que haber hecho en su momento era convencer al Govern de que este millón y medio se destinara a mejorar los grados ya existentes y las infraestructuras educativas".

Las críticas no han menguado, sin embargo, el optimismo del rector. “Estoy convencido de que el tiempo será generoso con la decisión de haber puesto en marcha esta facultad”, ha precisado, al mismo tiempo que augura un futuro prometedor a la Universidad de Islas Baleares. “No tardaremos mucho en estar en las 600 mejores de entre las 30.000 que hay en el mundo, lo cual es destacable porque no se tiene en cuenta la edad o los medios de cada universidad, sólo su nivel”, ha prometido Huguet.