El nuevo examen MIR se estrena bajo un 'chaparrón' de nervios y lágrimas

Un total de 35.473 titulados optan este sábado a una de las 9.539 plazas de Formación Sanitaria Especializada

Momentos previos al inicio del examen MIR 2020, bajo un mar de paraguas.
El nuevo examen MIR se estrena bajo un 'chaparrón' de nervios y lágrimas
sáb 25 enero 2020. 17.30H
“Si hoy de aquí salgo con una neumonía, pero con una plaza MIR, habrá valido la pena”. Habla Juan, una de las 4.137 personas que este sábado se presentan al examen MIR 2020 en Madrid, y que, como muchos de sus compañeros, ha olvidado salir de casa con un paraguas con el que hacer frente al tremendo chaparrón que ha caído en la capital, durante las horas previas a la prueba.

-DIRECTO | En marcha los exámenes MIR/EIR/FIR/PIR 2020-

Así, bajo la lluvia, se ha estrenado el nuevo examen MIR, con 185 preguntas y cuatro horas de duración. Unos cambios que también han afectado al resto de titulaciones que componen la Formación Sanitaria Especializada, y que ni los propios aspirantes recuerdan ya cómo era el anterior modelo. “Llevamos desde junio practicando con el nuevo formato, y lo cierto es que ya ni me acordaba del MIR de 235 preguntas”, recuerda un aspirante, mientras sacude sus apuntes completamente empapados. 


"Han sido meses muy difíciles, tanto para ella como para nosotros. Muchos días de esfuerzo, presión y llantos, en los que siempre hemos estado ahí"


Como cada año, los nervios no podían faltar en una prueba de esta envergadura e importancia. Redacción Médica ha acompañado hasta el último minuto a los estudiantes de Medicina que realizan a esta hora su examen en el aula 225 de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Allí, la tensión se podía palpar con las manos. Sobre los pupitres, dos bolígrafos y una botella de agua. Algunos también se han provisto de una bolsa de chucherías, y otros, incluso, de una estampita de San Lucas.

Seis años en cuatro horas


Sobre la pizarra, un mensaje: “Hora de comienzo: 16:00 horas; hora de finalización: 20:00 horas”. Cuatro horas de examen en el que tendrán que demostrar todo lo que han empollado durante los últimos meses. “Es difícil diferenciar entre un buen y un mal médico mediante este examen, pero a día de hoy, no hay mejor manera para ordenarnos en el acceso a una plaza MIR”, señala Sara, mientras espera a que abran su aula.
Mientras tanto, Carmen y Luis hacen cola para pedir un café en la cafetería de esta facultad. Ellos son padres de una de los aspirantes que realizan el examen EIR y viven esta cita como si fueran ellos los que se van a presentar. “Nos han dicho que no podemos estar por los pasillos y que, si queremos esperar hasta el final de la prueba, nos quedemos en la cafetería. Tengo que reconocer que estoy más nervioso que mi propia hija”. No son los únicos.

Como si fuera la primera hora de cualquier día de clase, la cafetería de la Facultad de Derecho está abarrotada de familiares y amigos. Allí, aguardan a que den las ocho de la tarde y acabe esta etapa.

“Han sido meses muy difíciles, tanto para ella como para nosotros. Muchos días de esfuerzo, presión y llantos, en los que siempre hemos estado ahí”, relata Francisca, madre de una de estas aspirantes al MIR, que recuerda: “Hoy aquí más de la mitad de las personas que se presentan al examen MIR no podrán conseguir una plaza. Después de seis años de carrera y casi un año de preparación no podrán ejercer como médicos. Esto debería de cambiar”.

Y es que al final, bajo el mar de cada uno de los paraguas que hoy han desfilado por el campus de la UCM hay una historia. Una historia  que este sábado pone punto seguido, dejando atrás ya los duros meses de estudio y esfuerzo que cada uno de estos aspirantes han protagonizado. Todos, incluso Juan, que pese haberse olvidado el paraguas en este día, tienen ya la vista puesta en poder escoger una plaza MIR, que les convierta en especialistas del Sistema Nacional de Salud. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.