24 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 11:50
Conocimiento > Formación

El 'coordinador MIR' velará por la calidad de la unidad docente troncal

La figura nacerá en el proceso de implementación de la troncalidad para promover la calidad académica

Margalida Frontera, directora general de Acreditación, Docencia e Investigación de la Comisión de Sanidad balear.
El 'coordinador MIR' velará por la calidad de la unidad docente troncal
José A. Puglisi
Miércoles, 19 de octubre de 2016, a las 18:50
Una formación homogénea y de calidad. Ese es el objetivo que persigue la comunidad de Islas Baleares en el borrador del Real Decreto de formación sanitaria especializada que está diseñando para regular otros aspectos clave en la implementación de la troncalidad. Una de las apuesta de la norma es la creación de la figura del ‘coordinador de formación sanitaria especializada’, según indica Margalida Frontera, directora general de Acreditación, Docencia e Investigación de la Comisión de Sanidad balear, a Redacción Médica.

El coordinador de formación sanitaria especializada’ velará por que todas las unidades docentes troncales de la autonomía cumplan con unos parámetros básicos de calidad, lo que beneficiará a una homogeneidad de la formación a residentes. “Es una figura que, al ser una comunidad pequeña, podrá vigilar de cerca el proceso de implementación de la troncalidad”, precisa Frontera. Sin embargo, no será el único aspecto a regularse en el nuevo Real Decreto autonómico, ya que también se dará prioridad a profesionalizar y reconocer al equipo docente, así como aumentar el nivel de calidad del plan transversal de formación.

El Real Decreto –que será el séptimo en aprobarse después de las elaboradas en las autonomías de Cataluña, Canaria, País Vasco, Castilla y León, Navarra y Extremadura− establece que, una vez implementada la troncalidad, los tutores activos recibirán de forma automática su acreditación de tutor troncal. Sin embargo, “en el plazo máximo de dos años deberán presentar una serie de requisitos que le permitan seguir cumpliendo su función, como: el título de especialista en el área que forma, una trayectoria de al menos un año en el centro o servicio solicitado, y estar acreditado”, precisa Frontera.

La normativa, que se prevé sea implementada en 2018, también contará con una orden posterior que establecerá los requisitos imprescindibles para el desarrollo de la labor de tutor troncal. Además, se indicarán algunos de los incentivos para promover la docencia en el nuevo modelo de formación sanitario especializado, los cuales incluyen unos beneficios económicos, de dedicación horaria y prioridad para acceder a diversas ofertas formativas.

Incertidumbre autonómica

El borrador de la normativa también ofrecerá incentivos para subir el nivel de calidad del plan transversal de formación, donde se enseñan competencias relacionadas con, por ejemplo, la protección radiológica, entrevistas con el paciente, investigación, bioética y soporte vital. A pesar de la importancia del nuevo Real Decreto, su desarrollo proviene con un poco de retraso. “Es una situación común en todas las autonomías, por la gran incertidumbre que existe en torno de la troncalidad, donde aún no están creado los programas específicos”, recalca la directora de Acreditación, Docencia e Investigación.