El Ministerio de Sanidad aumenta la oferta de esta especialidad médica, con Andalucía a la cabeza

Cardiología, una especialidad estrella con plazas extra: 194 para el MIR23
Reparto de plazas de Cardiología para el MIR 2023.


19 nov 2022. 13.55H
SE LEE EN 4 minutos
Cardiología forma parte del grupo de especialidades médicas más demandadas entre los aspirantes a plazas MIR. Se trata de una de las áreas elegidas tradicionalmente por los primeros números de orden y que antes consigue asignar la totalidad del cupo ofertado. Sin embargo, en la pasada convocatoria, Cardiología tuvo que esperar hasta el noveno día de asignación para colgar el cartel de ‘agotado’, tras hacer entrega de la última de sus 190 vacantes al médico 3.403. De cara al MIR 2023, el Ministerio de Sanidad refuerza la oferta de Cardiología sumando cuatro plazas más hasta las 194.

Andalucía es la que dispone de un mayor número de plazas acreditadas, 40, con el Hospital Universitario Reina Sofía, el Hospital Universitario Virgen del Rocío y el Hospital Universitario Virgen Macarena a la cabeza. En concreto, estos tres centros hospitalarios tienen capacidad para albergar a cuatro nuevos residentes cada uno.

El segundo territorio con más vacantes de Cardiología es la Comunidad de Madrid, que pone a disposición de los aspirantes al MIR 2023 un total de 33 plazas. En esta región, el Hospital Universitario 12 de Octubre, el Hospital Universitario Clínico San Carlos y el Hospital General Universitario Gregorio Marañón son los que acreditan cuatro plazas.

 Reparto de plazas de Cardiología para el MIR 2023.

La oferta es de 25 plazas en Cataluña, en tercera posición del listado con el Hospital Universitario Vall d'Hebron como único centro con cuatro vacantes, mientras que la Comunidad Valenciana puede fichar a 17 nuevos residentes en esta rama.

¿Pérdida de popularidad de Cardiología entre los MIR?


Eso sí, a pesar de ser una de las áreas médicas más queridas entre los aspirantes, Cardiología está sufriendo una significativa pérdida de popularidad en los últimos años. En concreto, desde 2017, cuando se cerró el cupo con el médico 1.817, ha ido cosechando peores cifras. En la última convocatoria MIR, finalizó el proceso con el número 3.403 en el noveno día de asignación, 1.047 números de orden después que en 2021, cuando la última vacante fue concedida al número 2.356 en la sexta sesión.

Aún así, en 2022, Cardiología cerró la adjudicación coronándose como la tercera especialidad en agotar antes el cupo, únicamente por detrás de Dermatología y Cirugía Plástica, las dos más demandadas en la última convocatoria.

Futuro de los cardiólogos tras el MIR


En cuanto al futuro profesional de estos facultativos tras el MIR, el 80 por ciento encuentra trabajo, pero en su mayoría lo hace con contratos eventuales o becas, según los datos cosechados por la Sociedad Española de Cardiología (SEC). De hecho, según los resultados obtenidos de la encuesta sobre la situación laboral de los jóvenes cardiólogos, el 67 por ciento de estos continúa su formación tras la residencia.

De estos, un 14 por ciento lo hace sin cobrar, un 9 por ciento cobrando menos que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), un 27 por ciento percibiendo entre 12.000-18.000 euros brutos al año y el 64 por ciento tiene que recurrir a una segunda actividad remunerada.

Ante esta situación, Juan José Gómez Doblas, vicepresidente de la SEC, defiende que una de las herramientas para poner freno al déficit de especialistas en Cardiología es la ampliación del número de plazas de cardiólogos en formación, además de ofrecer ofrecer condiciones dignas de trabajo. Sanidad sí que aumenta la oferta de cara a esta nueva convocatoria MIR, aunque, tal y como indica el vicepresente, "optar por la primera sin mejorar la segunda es inútil e ineficiente”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.