20 de junio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 16:30
Conocimiento > Formación

¿'Suspenso' en el MIR? 5 opciones laborales para médicos no especialistas

La Universidad Autónoma de Madrid organiza un foro de empleo para aporta ideas a los estudiantes

Muchos médicos graduados optan por otra vías como la Sanidad Militar, viajar al extranjero, ayuda humanitaria...
¿'Suspenso' en el MIR? 5 opciones laborales para médicos no especialistas
Jesús Arroyo
Sábado, 03 de marzo de 2018, a las 16:00
Hacer el MIR no es el único camino que tienen los estudiantes de Medicina en España. Tras conocer la plantilla definitiva de respuestas correctas del examen MIR 2018 y a la espera de la exhibición de resultados, muchos aspirantes hacen cuentas para saber si su nota será suficiente para acceder a la especialidad soñada o si por lo contrario se quedarán a las puertas de acceder a la residencia médica. Muchos de estos últimos pasan al listado de recirculantes que probarán suerte por segunda (o tercera) vez, otros deciden buscar su futuro fuera del sistema MIR.

La Universidad Autónoma de Madrid ha celebrado recientemente el Foro de la Empleabilidad enfocado a ofrecer varias de las salidas profesionales que tienen los estudiantes del grado en Medicina. Para ello, este centro ha dado cita a varios profesionales médicos conocedores de diferentes vertientes laborales.

Emprendimiento

Es el caso de Eduardo W. Jorgensen, CEO & Co-founder Medicsen, que durante sus prácticas en el Hospital La Paz descubrió que su futuro estaba en el emprendimiento y no en el MIR. “Estaba en una consulta durante mis prácticas, cuando una niña con diabetes rechazó el tratamiento de bomba de insulina. Esto me dejó bastante en shock porque decían que era el tratamiento más eficaz y ahí empecé a darle vueltas a la cabeza. Con la ayuda de unos compañeros fraguamos una idea para elaborar una especie de páncreas artificial que solucionara los problemas de los pacientes con diabetes”, explica desde Australia Jorgensen, que evidencia como su proyecto ha sido seleccionado por diversos programas mundiales de emprendimiento, lo que le ha permitido recorrer medio planeta.

Asímismo, reconoce que “en España es difícil el acceso al capital económico para empezar a emprender”, aun así afirma que “todas las personas deben tratar de iniciar algo en su vida porque eso es lo que te saca de la zona confort”.

“En la carrera de Medicina es cierto que no estudias a emprender, porque en España se enfoca todo al MIR. Lo primero es encontrar una idea por la que merezca la pena luchar. Luego intentar sacarla adelante y cuando te caigas al suelo, porque te caerás, te levantes las veces que hagan falta. El motivo de todo esto es querer cambiar el mundo”, subraya este joven médico emprendedor.

Salir al extranjero

Otra de las opciones que se presentaron en el foro de empleo fue la opción de ejercer la Medicina en el extranjero. En este sentido, Ricardo Angora, miembro del Colegio de Médicos de Madrid, explicó que las ofertas de trabajo en el extranjero “son más estables, con contratos de mínimo un año de duración”.

Aseguró que las condiciones laborales son “mejores” porque hay mayor control de asistencia sobre el número de pacientes, horarios más adecuados, y otras prestaciones que favorecen las condiciones de trabajo. Además, en el extranjero la formación parece que tiene mejor acogida que en España. “Fuera hay mayores posibilidades para mejorar la formación, en ocasiones más especializada o sobrespecializada que motiva a los médicos. Además, hay más oportunidades de compaginar la investigación con el trabajo asistencial de una forma equilibrada lo que supone un incentivo para los médicos jóvenes”, asegura Angora.


"Elegir una especialidad es elegir una forma de vida, y para ello tenéis que ser sinceros con vosotros mismos"


Aprender el idioma es otro punto a favor para el colegiado. “A parte de las motivaciones científicas, se encuentran otras particulares como la de mejorar un idioma, conocer otras cultura, otra forma de hacer la Medicina, o el enriquecimiento personal”, relata.

Aun así, Ricardo Angora explica que “no se trata de fomentar la salida de médicos Españoles a otros países, sino que conozcan las posibilidades para aquellos que lo hayan decidido. Porque la movilidad de profesionales en la Unión Europea no es solo una realidad, sino una demanda de la ciudadanía dentro de un mercado laboral único”. “A partir de aquí cada uno tendrá sus motivaciones para tomar esa decisión. Los médicos se plantean estar unos años fuera y después retornar al país. Este retorno del médico español supone un beneficio porque aporta conocimientos y practica adquirida en otros países”, concluye.

Todo por la Patria

Otra alternativa es aspirar a uno de los numerosos puestos laborales dentro el Ejército. Cada vez son más los que demandan un puesto especializado en la Sanidad Militar. Para tener una formación como médico en el Ejército basta así con ser licenciado o graduado en Medicina y pasar una serie de pruebas físicas y psíquicas, además de cumplir otros requisitos. Precisamente, las Fuerzas Armadas acuden cada vez más a las Facultades de Medicina en busca de profesionales médicos para el Cuerpo.

Voluntariado

Muchos médicos graduados optan por otra vía más solidaria y es la de inscribirse en Organizaciones no Gubernamentales para asistir a los más necesitados. ONG como Médicos sin Fronteras, Acnur, o Cruz Roja habilitan cada año varios puestos para médicos graduados dispuestos a recorrer el mundo ofreciendo ayuda humanitaria

“Tú eliges”.

Por su parte, Raquel Maroto, exestudiante de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, y actual residente de primer año en el Hospital La Princesa, también aportó su punto de vista sobre la decisión de hacer el MIR. En su caso, “elegir una especialidad es elegir una forma de vida, y para ello tenéis que ser sinceros con vosotros mismos”.

“¿El MIR es la única salida? Por supuesto que no. Hay muchas más posibilidades a partir de la carrera de Medicina, pero es verdad que para formarte y trabajar en el Sistema Nacional de Salud como médico es necesario, pero no es un camino recto y vallado en el que todo está escrito”, explica Maroto.

En resumen, concluye, “al final la carrera de Medicina y la residencia tiene las salidas que tú quieras darle y que por coger un camino no implica que cierres el resto de puertas, si quieres docencia, o si quieres investigación. Lo importante es que sentéis las bases y sigáis luchando ya no con un objetivo sino con varios, y que cada oportunidad la veáis como un trampolín para llegar a ellos”.