Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Conocimiento > Formación

¿Se debería exigir el catalán a los MIR para poder ejercer?

El futuro decreto que regulará el catalán en Baleares levanta varias dudas al respecto sobre sus residentes

El sindicato defiende que nunca existió problema por no hablar catalán.
¿Se debería exigir el catalán a los MIR para poder ejercer?
Jesús Arroyo
Domingo, 06 de mayo de 2018, a las 10:05
La controversia que desde hace meses está suscitando en las Islas Baleares sobre el futuro decreto que regulará el conocimiento de catalán entre los médicos, enfermeros y auxiliares que deseen trabajar en la sanidad pública isleña, levanta una nueva cuestión sobre los requisitos que deben de cumplir los MIR, y demás especialistas en formación, que deseen desembarcar en la isla a partir de ahora.

Aunque en la actualidad los médicos en formación no deben cumplir ningún requisito específico –además de superar el examen MIR- para realizar la especialidad en cualquier CCAA, la imposición del catalán en el servicio balear de salud puede suponer una barrera para que los médicos elijan formarse en esta comunidad, al considerar que “en un futuro es más difícil dar el salto a la sanidad balear si no sabemos hablar en catalán”, confiesa un MIR de tercer año.

"Cuando elegí hacer mi residencia MIR en las Islas Baleares hace tres años no sabía que se impondría el catalán para poder progresar en mi profesión. De haberlo sabido, nunca hubiera elegido vernime aquí. Ahora, tengo dos opciones o aprender catalán o regresar a península", confiesa. 

Preocupación  

En este sentido, Carolina Asunción Pérez, responsable del área de formación en el Sindicato Médico Balear, explica que en la sanidad isleña confluyen “más de 150 residentes de diferentes comunidades autónomas y países, y nunca ha existido un problema por el hecho de no saber catalán”.

“Cuando llegan la mayoría de ellos no hablan catalán y jamás ha habido ningún problema por el idioma ni con los residentes ni con los pacientes. Lo que más nos preocupa de este tema es que en los actos de asignación de plazas MIR que han dado comienzo, algunos decidan no elegir nuestra comunidad autónoma por este requisito”, explica preocupada Asunción Pérez, que asevera: “El idioma para los que trabajamos en la sanidad balear nunca ha sido un problema con nuestros pacientes, el problema es meramente político”.

Precisamente, su inquietud no es infundada. En los últimos años de asignación de plazas MIR, Baleares es la tercera comunidad autónoma menos atractiva para los médicos, superada únicamente por Extremadura y La Rioja. Para el año 2018, Baleares suma un total de 152 plazas de Formación Sanitaria Especializada.