15 de diciembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 14:40
Conocimiento > Formación

"No hay ninguna cara visible de los tutores MIR en España"

Francesc Feliu, vocal de Médicos Tutores y Docentes, liderará el proyecto durante los próximos cuatro años

Francesc Feliu, vocal nacional de Médicos Tutores y Docentes de la OMC.
José A. Puglisi
Joana Huertas
Martes, 14 de febrero de 2017, a las 09:10
Unificar la figura del tutor MIR. Ese es el principal reto que afrontará Francesc Feliu en los próximos cuatro años, período durante el que liderará la vocalía nacional de Médicos Tutores y Docentes de la Organización Médica Colegial (OMC). Consciente de la falta de información precisa sobre la cantidad de profesionales que apoyan a los residentes en su proceso de especialización, el primer paso será crear un censo que permita identificar a todos los jefes de estudio de España y, a partir de ahí, delimitar el total de tutores MIR que están activos.

Para Feliu, la OMC se convertirá en el principal representante de estos profesionales en el sector sanitario, por lo que asegura que “no hay ninguna otra cara visible de tutores MIR”. Con este liderazgo intentará agrupar voluntades para crear un documento para la formación de tutores, así como la elaboración de un título oficial propio y la promoción de incentivos para que aumente el número de los sanitarios que dedican parte de su tiempo a la docencia.

¿Cuáles son los principales objetivos que buscará conseguir la vocalía de la OMC en materia de tutores MIR?

Francesc Feliu, vocal nacional de Médicos Tutores y Docentes de la OMC.

Francesc Feliu, vocal nacional de Médicos Tutores y Docentes de la OMC.

El objetivo general es intentar dar voz a un colectivo que, hasta ahora, todo el mundo sabía que existía y que era importante, pero que ha estado en la sombra prácticamente. Todo el mundo se congratula de nuestro sistema MIR, pero actualmente no se concibe sin un tutor, a pesar de que no ha estado representado y acreditado como otras piezas del mismo modelo.

El otro objetivo es intentar uniformizar la trayectoria del tutor. Si te paseas por los distintos territorios de España te das cuenta que cada comunidad autónoma e, incluso, cada Colegio Oficial de Médicos de cada provincia, tiene una organización distinta, lo que genera una gran disparidad en todos los ámbitos de la tutoría.

Con muchos proyectos sobre la mesa, ¿cómo han sido los dos primeros meses frente a la vocalía?

Estos dos primeros meses me han servido como para aterrizar. En este período he ido conociendo qué es esto de la OMC, conocido gente y entrevistado con personas que ha expresado su opinión sobre los cambios que ha hecho en su centro docente para, a partir de esta experiencia, crear secciones colegiales en cada Colegio Oficial de Médicos y conseguir la lista de todos los jefes de estudio.

¿Será el principal representante de los tutores MIR?

Efectivamente. Lo primero es que los tutores nos podamos organizar y nombremos a un representante dentro de cada colegio, eso sería un logro importante. Posteriormente, hay que tener una representación nacional. A lo mejor, una de las críticas que se puede hacer es que se ha empezado por el tejado, y no por los cimientos, pero alguna vez se tendría que empezar.

A partir de ahora veremos si fragua el proyecto y se puede montar una organización de tutores a nivel estatal. Tenemos que contar con un factor y marco normativo común aunque salvando, evidentemente, las diferencias regionales, así como las de identidad y de especialidades. Somos conscientes de que es muy distinto un tutor de Cirugía General a otro de Radiología o de Atención Primaria, por ejemplo.

¿Cuál será la estrategia para lograr la integración de todas las provincias?

Todo está por hacer. Empezamos de cero. Por poco que se haga, ya será mucho. Somos conscientes de que si apretamos mucho, no haremos nada, entonces vamos paso a paso. Lo primero es intentar conocernos todos porque nadie, a ciencia cierta, sabe cuántos tutores hay en una región o comunidad autónoma.

Esa ha sido la primera piedra que me he encontrado en el camino después de dos meses escasos que llevo en el cargo. Por eso, lo primero es intentar hacer una especie de censo, localizando a los diferentes jefes de estudios y, a partir de ahí, poner los puntos a tratar. El resto será empezar a trabajar.

¿Cuándo estima que podrá estar listo dicho censo?

Estoy empezando a trabajar en ello, pero no tenemos un plazo determinado. Mi plazo en la vocalía es de cuatro años, por lo que espero que, cuanto antes, mejor. En especial la localización de los jefes de estudio.

¿Cómo será la relación con otras organizaciones que buscan ser la cara visible de los residentes MIR, como es el caso de Areda-Sefse?

El vocal nacional de Médicos Tutores y Docentes de la OMC.

El vocal nacional de Médicos Tutores y Docentes de la OMC.

No, no hay ninguna cara visible de tutores MIR. La idea es uniformizar la figura del tutor MIR en España. Hay que lograr que tengamos el mismo reconocimiento, la misma acreditación, los criterios y baremos a la hora de acceder a ser tutor, y su recertificación cada cierto tiempo. Así como determinar cómo evaluar al residente y que los sistemas sean uniformes. Esto está todo por hacer, porque no lo hay.

¿Se sentarán con el Ministerio de Sanidad para avanzar en estos temas?

Claro, pero entiendo que para ir al político de turno tienes que presentarle una cosa más o menos trabajada. Tenemos que decirle: somos tantos, existen estos problemas, y estos son nuestros objetivos. Pero lo tenemos que hacer de forma única y no dispersa. Aunque ese es un escenario aún un poco lejano, actualmente me planteo metas a corto plazo.

¿Cuáles considera que son las mejores fórmulas para garantizar la promoción de la figura del tutor MIR?

Tenemos pensado dotar al tutor de un reconocimiento en todos los niveles, para que haya más ganas de ser tutor. Se calcula que hay más de 11.000 tutores en España, pero a las elecciones de la vocalía nacional de la OMC solo nos presentamos cinco. Eso dice mucho del desánimo que existe.

Cuando convocas una reunión en una unidad docente, se presenta el 40 por ciento del censo de tutores de esa unidad docente. Esa es la situación a la que hay que darle una vuelta a través de una organización que cuenta con el apoyo de la cúpula de la OMC, así como de cada sección colegial de médicos tutores en cada Colegio Oficial de Médicos, y de una sección oficial en los estatutos, algo que no existe, al menos, en todos los 52 colegios.

¿Qué otras propuestas están previstas?

En mi programa propuse un título oficial propio para médicos tutores y docentes. Si el tutor es una figura reconocida deberían tomarse en cuenta valores para el traslado, los concursos de oposiciones y para optar a plazas públicas.

¿También estará sujeto a proceso de reacreditación?

La recertificación es un tema candente en España. La validación periódica colegial y la recertificación lo está impulsando la OMC a través de todos los colegios, pero todavía no se ha difundido de forma clara y homogénea en todo el territorio español. La titulación del médico tutor sería oficial y, por ende, estaría sujeta, a una reevaluación periódica.

¿Existe alguna estimación de cuántos tutores hacen falta para todo el sistema de formación especializada?

El número de tutores necesario irá acorde a la cantidad de residentes presentes en el sistema. Para eso, debe definir el número óptimo de residentes que puede tutorizar una misma persona. Todos, más o menos, estamos de acuerdo, que el número idóneo sería de cinco máximo, por lo que cuántos más residentes haya en España, evidentemente, se van a necesitar más tutores.

¿Cómo abordarán el área de formación de los tutores MIR?

Deber haber una formación y entre todos tenemos que crearla. Es un tema que hay que discutirlo, reunirse y pensar, para tener unas conclusiones que permitan crear un documento avalado por todos y poder presentarlo al delegado de Sanidad de una provincia o al consejero de Sanidad de la autonomía.

¿Quiénes deberían de formar parte de la creación de ese documento?

De entrada nosotros, los tutores avalados por las sociedades científicas y auspiciados bajo el paraguas de cada Colegio, evidentemente. Aquí también hay mucha variabilidad, pero tiene que haber un denominador común que integre a todas las especialidades. Eso es lo que me han asignado: encontrar unos mínimos entre los tutores MIR.

¿Qué metas prevén alcanzar durante los primeros cuatro años frente a la vocalía?

Intentar organizar este entramado básico de cada Colegio Oficial de Médicos. Que cada provincia, tenga un representante oficial, que nos conozcamos más o menos todos y que nos hayamos podido reunir tres o cuatro veces. Como mínimo, espero tener un censo más o menos oficial y exacto de los tutores que hay en España. Con esto yo me daría por satisfecho, ya que es complicado.


Francesc Feliu durante la entrevista de Redacción Médica.

Francesc Feliu durante la entrevista de Redacción Médica.