Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 11:50
Política Sanitaria > Farmacia

Un estudio internacional avala el rol clave de la farmacia en adherencia

En pacientes mayores con enfermedades crónicas, según la FIP

Una investigación auspiciada por la FIP vuelve a probar el valor asistencial de la farmacia.
Un estudio internacional avala el rol clave de la farmacia en adherencia
Redacción
Miércoles, 27 de junio de 2018, a las 18:40
Un informe realizado por la Universidad de Sidney para la Federación Internacional Farmacéutica (FIP), concluye que la intervención del farmacéutico mejora la adherencia a la medicación en pacientes mayores con enfermedades crónicas.

En este sentido, los autores destacan el papel fundamental que juega el farmacéutico a través de la educación sanitaria y el asesoramiento en tratamientos de inicio para el paciente, ayudas en el manejo de dosis o apoyo mediante los sistemas de recuerdo, intervenciones todas ellas que presentan evidencia de mejora de la adherencia.

Los autores del informe Uso de medicamentos en ancianos: El papel de la farmacia en la promoción de la adherencia, analizaron los programas y servicios farmacéuticos existentes en todo el mundo para mejorar la adherencia en este grupo de pacientes. "Los farmacéuticos tienen un papel clave en el seguimiento y la mejora de la adherencia a los medicamentos por parte de los pacientes, tanto como profesión, como dentro de un equipo multidisciplinar de colaboración centrado en el paciente", señala Parisa Aslani, autora principal del informe y profesora de optimización del uso de medicamentos en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Sidney.


Educación sanitaria y asesoramiento del paciente, puntos fuertes de la botica


El estudio destaca que las consecuencias de la no adherencia son mayores en los pacientes de edad avanzada, debido a que suelen tomar varios medicamentos para múltiples enfermedades y para ellos hacerlo de manera adecuada puede suponer un desafío, especialmente entre aquellos pacientes con disminución de la función cognitiva, o problemas de movilidad y destreza manual. Por ello, los autores recomiendan potenciar la formación de los farmacéuticos para reconocer este deterioro cognitivo y poder así ajustar la forma en que se comunican con los pacientes, los consejos y las acciones que llevan a cabo.

El informe destaca que dado el número de puntos de intervención potenciales para el fomento de la adherencia entre los pacientes, desde el médico en el diagnóstico, el farmacéutico en la dispensación o durante la toma de un medicamento, las intervenciones múltiples tienen un efecto relativamente mayor que las intervenciones únicas. Aunque el estudio se centra en la adherencia en los pacientes mayores, la mayoría de las intervenciones que resultaron ser efectivas se pueden aplicar a pacientes de todas las edades, especialmente en adultos.