Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Política Sanitaria > Farmacia

Solo 1 de cada 100 farmacias puede vender por internet

Así lo indican datos de FEFE, que tilda esta proporción de “decepcionante”

José Luis Rodríguez Dacal, presidente de FEFE.
Solo 1 de cada 100 farmacias puede vender por internet
Redacción
Martes, 11 de julio de 2017, a las 12:00
La venta de medicamentos a través de internet en España es “insignificante y de complicada rentabilidad”. Así lo opina la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), que considera que este mercado “no constituye una prioridad ni para el sector ni para los pacientes”.
 
Farmacias con autorización para vender a distancia en 2016. Fuente: FEFE.

Farmacias con autorización para vender a distancia en 2016. Fuente: FEFE.

Según datos proporcionados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), referidos a 2016, únicamente el 1,2 por ciento de las farmacias está autorizado para la venta a distancia en nuestro país. Según indica FEFE en su 'Observatorio del Medicamento', su distribución es poco homogénea, siendo Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana  y Madrid las regiones donde las farmacias autorizadas superan la media nacional. Por el contrario, las menores autorizaciones solicitadas y concedidas se encuentran en Asturias, Navarra y Galicia.
 
FEFE considera que, tres años después de ponerse en marcha la legislación necesaria, las cifras resultan “decepcionantes” y explica que las principales razones de la escasa oferta de farmacias a distancia son las limitaciones incluidas en el RD 870/2013, las exigencias impuestas por algunas comunidades autónomas y unos descuentos limitados que impiden diferenciarse a dichas webs.  Así, en algunas  regiones, como Madrid y Galicia, el control de las infracciones en publicidad es muy riguroso, con importantes sanciones económicas.
 
En suma, las farmacias autorizadas para la venta por Internet tienen muchas dificultades para rentabilizar su inversión. Los consumidores siguen prefiriendo, de forma mayoritaria, la atención y los servicios que prestan las “farmacias de proximidad”, apoyadas por todas las organizaciones de farmacéuticos.