Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Política Sanitaria > Farmacia

60 farmacias catalanas vigilarán el buen uso de los medicamentos

El programa Red de farmacias centinela solo vigilará un 2 por ciento de la población de Cataluña

Jordi de Dalmases, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona.
60 farmacias catalanas vigilarán el buen uso de los medicamentos
Redacción
Miércoles, 05 de julio de 2017, a las 12:10
Hacer un seguimiento específico de determinados medicamentos a partir de su dispensación, detectar malos hábitos de la población hacia los medicamentos y contribuir a la detección precoz de la gripe. Son algunas de las acciones que llevarán a cabo los farmacéuticos para contribuir a mejorar la salud de la población en el marco del Programa de Farmacias Centinelas, impulsado por el Consejo de Colegios Farmacéuticos de Cataluña y el Departamento de Salud de la Generalitat.

Tras el éxito de la prueba piloto, la Red de farmacias centinela dispondrá de 60 farmacias catalanas con el objetivo de vigilar el buen uso de medicamentos y determinadas enfermedades para contribuir a adelantarse a los potenciales problemas de salud. Gracias a esta actuación coordinada entre los agentes sanitarios, se obtendrá información diaria y en tiempo real que permitirá recoger datos sobre situaciones que no se pueden detectar por sistemas tradicionales y, por tanto, dar una respuesta más eficaz desde los servicios de salud.

Para garantizar una cobertura representativa y proporcional a la estratificación de la población catalana, el servicio lo desarrollarán 32 farmacias de Barcelona, 10 de Girona, 10 de Tarragona y ocho de Lleida, desde las que se vigilará un dos por ciento de la población de Cataluña.

¿Qué harán?

La principal novedad de esta nueva fase es que incorpora un nuevo ámbito de actuación respecto a la prueba piloto en beneficio del paciente: los farmacéuticos, profesionales sanitarios accesibles, expertos del medicamento y formatos previamente en este campo, reforzarán la vigilancia de determinadas enfermedades.

Por un lado, a partir de octubre del 2017 -antes del inicio de la epidemia de la gripe- colaborarán en la vigilancia de infecciones respiratorias agudas para conseguir una detección precoz de los síntomas gripales y verificar si las acciones de prevención son de utilidad; por otra parte, se hará un seguimiento específico de la dispensación de la anticoncepción de urgencia, con el fin de observar el perfil y hábitos de la paciente que accede a esta medicación.