La mesa internacional sobre los desafíos en salud pone su foco en la gestión sanitaria de África

"La innovación farmacéutica debe llegar a todos los pacientes"
Los ponentes internacionales Chima Amadi y Donald Mager, durante sus intervenciones en la FIP.


20 sep 2022. 11.00H
SE LEE EN 5 minutos
La innovación farmacéutica tiene dos puntos de vista: el cuantitativo y el social. Para atender las dos visiones el Congreso Mundial de Farmacia ha reunido a dos profesiones del sector en una mesa donde han podido aunar sus percepciones y plantear de forma conjunta los retos que enfrenta la gestión tecnológica en la actualidad desde la equidad en su acceso y la prevención ante nuevas crisis sanitarias.

Bajo el título "Perspectivas de las ciencias farmacéuticas innovadoras para combatir los desafíos de salud global en el futuro", el profesor Donald Mager, de la Universidad de Buffalo (EEUU) y Chima Amadi, investigador del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Farmacéutico de Nigeria han presentado como una misma crisis sanitaria puede ser estudiada desde dos modelos con resultados similares en los que prima la necesidad de prever y proyectar respuestas sociales.

Donald Mager, profesor de la Universidad de Buffalo (EEUU).


Así, la perspectiva cuantitativa, con tablas y gráficos de avances de la pandemia del Covid-19 ha sido el ejemplo de la metodología cuantitativa, planteada por Mager. Una serie de datos y conclusiones en los que se busca a través de proyecciones dar respuesta a demandas concretas de la sociedad. Hacia dónde se dirige el virus y cómo desarrollar acciones innovadoras que lo reduzcan es posible si se atiende a los número, pues "las predicciones nos permiten adelantarnos a las futuras necesidades y los desafíos a los que nos enfrentamos desde el sector farmacéutico", ha recalcado Mager.

Dar una respuesta con tiempo es una posibilidad que ofrece la Farmacia cuando se atiende en su perspectiva puramente científica, basándose en datos y funcionalidades que se traduzcan, posteriormente, en una respuesta social. Pero la equidad en el acceso a estas tecnologías no está tan clara desde el punto de vista internacional, donde no se puede partir solo de un punto cuantitativo, tal y como ha desglosado el investigador africano Chima Amadi.


África, un continente donde no priman los números


Por su parte, la perspectiva cuantitativa no refleja la realidad de muchos otros países. Así, en el caso de gran parte de África, la falta de un sistema sanitario básico con datos de población y recopilación de recursos hace inefectiva la proyección de modelos de predicción faracológica. Así lo ha recalcado Chima Amadi, quien desde su visión personal del estudio de las necesidades básicas ha planteado como "en África la falta de un sistema sanitario fuerte ha hecho que la pandemia arrase y sume mayores dificultades con las enfermedades ya existentes".

 Chima Amadi, investigador del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Farmacéutico de Nigeria.


De esta forma, con unos antecedentes que ya mostraban una "inefectiva integración tecnológica" se expone la poca fortaleza de la farmacología, que ha llevado a un menor acceso a las propias vacunas. "Ante esta situación no nos hemos parado, gracias al apoyo de la Organización Mundial de la Salud hemos trabajado en diferentes países para recopilar material tecnológico y potenciar la información de la población", ha subrayado Amadi.

Un punto donde hay que destacar como la lucha contra la pandemia, así como contra cualquier enfermedad o reto farmacológico, no pasa solo por el acceso a los medicamentos sino "por la información y promoción de la salud entre la población, espacio donde juega un importante papel la Farmacia" ha recalcado el investigador nigeriano.

Así, de la mano de la comunidad internacional, se han puesto en desarrollo varias aplicaciones tecnológicas destinadas no tanto a dar respuesta directa en forma de vacuna o medicación, sino a dar soporte a la formación de los sanitarios y su proyección social. Entre los programas llevados a cabo destaca el proyecto MAMA (Mobile Alliance for Material Action), con aplicaciones móviles que permiten el acceso a servicios de emergencias, consulta médica o incluso la reducción del coste de los medicamentos y el envío de material a zonas de difícil acceso.


"La información y promoción de la salud entre la población es un espacio donde juega un importante papel la Farmacia" 



Pero, como todavía queda mucho por hacer, también hay peticiones directas a la Federación Internacional de Farmacia (FIP) para los países en desarrollo. "tenemos muchas promesas gubernamentales, pero queremos verlas en marcha", ha señalado Amadi, quien pide a la FIP "la construcción de plataformas de innovación digital en Farmacia y la proyección de estrategias de motivación para el desarrollo tecnológico farmacéutico en África", una demanda que va en la línea de la propia FIP para evitar la destrucción que conllevaría una nueva pandemia.

Chima Amadi y Donald Mager.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.