Farmacia Hospitalaria apuesta por redefinir las comisiones frente el auge de las herramientas de evaluación de fármacos

Las comisiones de Farmacia, ante un nuevo rol de monitorización
Jesús Francisco Sierra Sánchez, José Antonio Marcos Rodríguez y Mario García.


20 nov 2021. 19.00H
SE LEE EN 5 minutos
Los farmacéuticos hospitalarios demandan un nuevo rol para las comisiones autonómicas de Farmacia Hospitalaria, dejando a un lado su papel tradicional de selección de fármacos y centrándose más en la monitorización y retorno del funcionamiento del medicamento en la vida real.

Video completo de la mesa  ‘Retos en la evaluación y selección de medicamento’. 

"Que decidan si incorporamos o sacamos un medicamento es una función venida a menos. Los informes de posición terapéutica han evolucionado mucho y son unas herramientas excelentes de evaluación. Por lo tanto, a la comisión le corresponde más hacer una monitorización sobre qué está ocurriendo con la farmacoterapia en nuestros pacientes”, detalla Jesús Francisco Sierra Sánchez, jefe de Sección del Uso Racional del Medicamento en la Farmacia Hospitalaria del Hospital de Jerez de la Frontera, durante el VII Encuentro Global de Farmacia Hospitalaria organizado por Redacción Médica con el auspicio de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) y la colaboración de Alexion, Beigene, Boehringer Ingelheim, Gilead, MSD y Organon.

En la misma línea se ha mostrado Mario García Gil, jefe de Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital Universitario de Fuenlabrada. “Para que en la evaluación y selección de medicamentos haya dinamismo tiene que haber una rueda en la información de la efectividad del medicamento y la Comisión de Farmacia puede hacer ese retorno de datos a las agencias reguladoras y, por qué no, la agencia nos podría ayudar en los procesos de evaluación dinámica”, ha comentado el especialista en la mesa  ‘Retos en la evaluación y selección de medicamento’ moderada por José Antonio Marcos Rodríguez, tesorero de la SEFH y farmacéutico especialista de la Unidad de Día de Oncología del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital Virgen Macarena.

El farmacéutico hospitalario, responsable del análisis crítico


Para Sierra Sánchez, el reto principal en la selección y evaluación pasa por desarrollar herramientas útiles para profesionales sanitarios y pacientes. “Detrás de los medicamentos debe haber un mecanismo de evaluación normalizado y estandarizado. Debemos normalizar estas prácticas”, detalla el especialista.

Unos mecanismos que permiten a los farmacéuticos hospitalarios realizar un análisis crítico de los ensayos clínicos. “Nosotros tenemos nuestro observatorio de novedades que parte de las opiniones positivas de la EMA (Agencia Europea del Medicamento) y aportamos nuestros análisis críticos de estas indicaciones de una forma comparativa. Así obtenemos una formación temprana y contrastada en novedades terapéuticas”, explica Sierra Sánchez.

Por su parte, para García Gil el reto es “trasnacional”: “Solo con la eficacia y la seguridad no llega para cubrir las necesidades de los pacientes, cuidadores, profesionales y sistema sanitario”. El especialista apuesta por mirar más allá de las fronteras incorporando herramientas como Darwin, aunar el valor del medicamento y las expectativas del paciente; y fomentar la medicina personalizada, una disrupción “incipiente” y que “abruma”. 

Para avanzar en ello, García Gil considera que se deben redefinir las comisiones de Farmacia para que concreten dónde va a estar el farmacéutico hospitalario, posicionar el valor del medicamento, trasladar los estudios de efectividad a la eficacia y el abordaje de la medicina personalizada. 

Ponentes de la mesa ‘Retos en la evaluación y selección de medicamento’.



El tiempo "mata" en la Farmacia Hospitalaria


Otro de los aspectos fundamentales dentro de la selección de fármacos, según los especialistas, pasa por la relación entre la urgencia del paciente y la utilización de fármacos en fases tempranas de desarrollo. Para Sánchez Sierra el tiempo "mata" en Farmacia Hospitalaria, ya que las necesidades hacen tomar decisiones en un entorno de incertidumbre y a veces el fármaco en lugar de paliar la enfermedad, la empora.

“Debemos evitar aplicar fármacos tempranos para situaciones que no son tan emergentes. Por ejemplo, en insuficiencia cardiaca hay situaciones que requieren una pronta mejora, pero probablemente no haya que aplicar fármacos en fases tempranas”. El especialista considera que hay situaciones en las que hace falta ser rápido y otras en las que no: “Me gustaría saber qué opinarían los pacientes con los CART si supieran que no están respaldados por un brazo tractor”.

En la misma línea se muestra García Gil, quien considera que la decisión depende de las necesidades del sistema y los pacientes. “Algunos estudios de un brazo también pueden ser útiles, pero no todos. En cualquier aspecto de la vida los estudios de mercado funcionan, sin embargo, en los medicamentos nos cuesta saber cuáles son las necesidades y saber qué cuestiones no están cubiertas”.

Para tratar de dirimir esta problemática, el farmacéutico considera que las comisiones de Farmacia pueden ayudar a crear una estrategia común: “Nos pueden ayudar a centrarnos en cómo ordenar el uso del medicamento y generar una cultura para realizar registros ordenados y estandarizados. La comisión, como un órgano asesor de la dirección, debe servir para diseñar los formularios de seguimiento y así reportar datos fiables”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.