16 dic 2018 | Actualizado: 19:00

Uno de cada dos hospitales está contaminado por medicamentos peligrosos

Un estudio en diez centros muestra que hay puntos que siempre registran exposición a estos fármacos

De izquierda a derecha: José Luis Poveda, Klaus Meier, Ana María Martín de Rosales y Olga Delgado.
Uno de cada dos hospitales está contaminado por medicamentos peligrosos
mié 18 octubre 2017. 20.30H
Marcos Domínguez
Miguel Fernández de Vega
El director del Área del Medicamento del Hospital La Fe, José Luis Poveda, ha presentado en el 62 Congreso de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) los resultados del primer estudio multicéntrico nacional que mide los niveles de contaminación por medicamentos peligrosos de las superficies rutinarias de trabajo.

Han sido diez los hospitales participantes (“no sabemos si lo han hecho los que mejor lo hacen o simplemente aquellos que quieren saber”, ha matizado), con alrededor de 700 camas, donde se ha medido la presencia de tres fármacos: ciclofosfamida, ifosfamida y 5-fluorouracilo.

Poveda explica la problemática de los medicamentos peligrosos y la necesidad de convertirla en una oportunidad para la Farmacia de Hospital.

Los resultados hablan por sí solos: hubo un 49 por ciento de positivos, con una variabilidad de más de un 20 por ciento entre hospitales. El suelo frente a la cabina de preparación y los niveles del aire eran los principales puntos negros: en todos los hospitales se detectó contaminación en estos puntos.

No es el único trabajo presentado por Poveda. En La Fe también se llevó a cabo un estudio sobre la reducción de contaminación con el uso de sistemas cerrados de preparación de estos fármacos. Se evaluó a los cuatro y ocho meses de uso, mostrando una más que notable disminución de la exposición con estos dispositivos: “Cuando nos dimos cuenta, después de la primera utilización del sistema cerrado, de la disminución de niveles, no resultaba ético continuar y utilizamos este sistema [en todos los procesos] el último mes”.

Por su parte, la jefa de Farmacia de Son Espases, Olga Delgado, ha destacado algunas iniciativas para mejorar el uso de estos fármacos, como es el observatorio de prácticas seguras, que permitirá la autoevaluación para mejorar su utilización y que está ultimándose.

Base de datos on-line

También está a punto un centro de información on-line de medicamentos peligrosos, obra del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Se trata de una base de datos actualizada que permite la búsqueda por principio activo, nombre comercial, presentación, etc. y que contendrá las recomendaciones individualizadas para todos los medicamentos etiquetados como peligrosos.

Se trata de la traslación del documento que se publicó hace un año y que es “único en el mundo” por contenter normas individualizadas para cada fármaco. El Instituto y la SEFH están trabajando en un convenio para avalar la información contenido en este centro on-line.

La última iniciativa, esta ya a nivel internacional, es un sistema de acreditación que la SEFH está desarrollando junto al International Commission on Ocupational Health (ICOH), que servirá para determinar la capacidad de un hospital no de resolver un aspecto determinado del manejo de estos medicamentos sino el proceso en su conjunto, incluyendo a todos los profesionales y departamentos afectados por la peligrosidad de los fármacos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.