La Certificación Q-PEX marca criterios de excelencia para la atención a pacientes externos en el Servicio de Farmacia

La Farmacia Hospitalaria española lidera la calidad en atención al paciente
Amaya Delgado, farmacéutica especialista del Servicio de Farmacia Hospitalaria; Begoña Tortajada, delegada autonómica de la SEFH; y Cecilia Fernández, secretaria de la SEFH.


07 oct 2022. 09.50H
SE LEE EN 5 minutos
La Farmacia Hospitalaria española es referente internacional en lo que refiere a calidad de atención al paciente externo. El logro tiene razón en la Certificación Q-PEX, desarrollada por la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) y modelo único a nivel global. El objetivo último de la certificación es disponer de unos criterios comunes de excelencia que permitan alcanzar no solo los mejores resultados en salud, sino la mejor atención para los pacientes y la mejor eficiencia para los profesionales.

Mesa 'Apuesta por la calidad en la Farmacia Hospitalaria: certificación Q-PEX'

En la actualidad, son seis los hospitales que ya cuentan, u optan a recibir, la acreditación de calidad. En octubre de este año se realizará la evaluación del Complejo Hospitalario Universitario A Coruña (A Coruña), el Hospital Costa del Sol (Málaga), el Hospital Universitario de Getafe (Madrid) y el Hospital General Universitario Gregorio Marañón (Madrid). Además, el Hospital Universitario Virgen de Valme (Sevilla) y el Hospital General de Castellón tendrán su primera reevaluación.


Proyección internacional


Así lo ha puesto de relieve Cecilia Martínez, secretaria de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), durante el VIII Encuentro Global de Farmacia Hospitalaria, organizado por Redacción Médica con el auspicio de la SEFH y en colaboración con Alexion, Boehringer Ingelheim, Gilead y MSD. Martínez ha comentado que la Certificación Q-PEX "es una norma que está despegando ahora". Esto se debe a la imprevista pandemia derivada de Covid-19, que frenó su desarrollo. "Este año estamos consolidando la norma. Una vez esté madura, y la plataforma en la que se apoya sea sólida, se abrirá para que cualquier Servicio de Farmacia pueda optar a obtener la acreditación, incluso a nivel internacional", ha asegurado.

Uno de los grandes pasos de la SEFH relativos a la certificación es la formación de auditores propios para poder realizar las evaluaciones de manera más eficiente. Begoña Tortajada, delegada autonómica de la SEFH en Andalucía y directora del Área de Farmacia y Nutrición del Hospital Costa del Sol, ha comentado que el pasado mes de abril se seleccionaron 11 farmacéuticos hospitalarios que comenzaron en julio la formación específica para auditar las unidades farmacéuticas de los hospitales en lo relativo a la obtención de la Certificación Q-PEX. Los profesionales elegidos comenzaron la formación en junio, que tendrá su colofón final con las auditorias de los cuatro centros ya mencionados que se encuentran en proceso de obtener la acreditación.

Begoña Tortajada, delegada autonómica de la SEFH en Andalucía y directora del Área de Farmacia y Nutrición del Hospital Costa del Sol. 



La SEFH está formando a 11 farmacéuticos hospitalarios para realizar las auditorías de manera más eficiente



La solicitud de la certificación cuenta con cuatro fases. Tortajada ha recordado que la petición debe ser emitida por la Gerencia del hospital en cuestión. Una vez realizada la solicitud, la primera fase es la familiarización con el manual de certificación, la identificación de los estándares que ya se cumplen y el aporte de evidencia que pruebe el cumplimiento. Después, se realiza la auditoría en el propio centro para comprobar esa evidencia ya aportada.

En tercer lugar, se evalúa el informe de la auditoría, para poder suplir las necesidades detectadas y potenciar las oportunidades de mejora. Por último, se emite el certificado, válido durante tres años, y que a los 18 meses necesitará una nueva auditoría de seguimiento.

Amaya Delgado, farmacéutica especialista del Servicio de Farmacia Hospitalaria de la Clínica Universitaria de Navarra.


Puntos comunes con la certificación ISO


Amaya Delgado, farmacéutica especialista del Servicio de Farmacia Hospitalaria de la Clínica Universidad de Navarra (Madrid), ha animado durante su intervención a todos los centros a solicitar la Certificación Q-PEX y, además, ha recordado que, si ya se cuenta con una certificación ISO, el proceso es más sencillo. "Ya se manejará el vocabulario y hay una parte de la norma ya compartida; es más sencillo la aplicación de los criterios Q-PEX", ha asegurado.

La certificación, ha explicado Begoña Tortajada, nació para cubrir una necesidad: contar con estándares de excelencia en lo referente a las unidades de pacientes externos. Y por ello, ha puesto de relieve la importancia de dar visibilidad a esta certificación, a través de las redes sociales, o los medios de comunicación, para que "los pacientes sepan que el lugar donde les atienden tiene una certificación de calidad en pro de su asistencia".  "Al final, es una manera de dar visibilidad a estas unidades en concreto, y al Servicio de Farmacia en general", ha concluido.

Amaya Delgado Latorre, Cecilia Martínez Fernández y Begoña Tortajada. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.