La presidenta de la SEFH señala que los elementos de control son "exactamente igual" que con los estupefacientes

"Hay que fijar el control de pacientes que tomen cannabis medicinal"
Olga Delgado, presidenta de la SEFH.


24 jun 2022. 13.20H
SE LEE EN 4 minutos
El Congreso de los Diputados cuenta con una mayoría amplia para la regulación del cannabis medicinal, siendo el Partido Socialista, Unidas Podemos, Ciudadanos, Partido Nacionalista Vasco y PDeCAT los grandes defensores de la misma. Según recoge el documento final, al que ha tenido acceso Redacción Médica, el informe establece que la dispensación de este tipo de fármacos se hará mediante una receta médica, situando tanto a la Farmacia Hospitalaria como a la Comunitaria como sus dos únicos puntos de acceso. A pesar de que todavía no es algo fijo, desde la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) aseguran que "los dos ámbitos pueden dispensarlo", según explica Olga Delgado, presidenta de la SEFH, a este diario.

Un punto de vista que Delgado justifica porque "los elementos de control son exactamente igual que con los estupefacientes y estos elementos se encuentran tanto en la Farmacia Hospitalaria como en la Comunitaria, por lo que ambas están preparadas para dispensarlo". Sin embargo, la presidenta de la SEFH añade que, "sí es cierto que, en cuanto a los criterios de seguimiento de los pacientes, estos están más determinados y acotados en el medio hospitalario".

Asimismo, Delgado señala a este medio que "lo importante es controlar al paciente, porque los métodos de control ya están establecidos en la Farmacia Comunitaria y Hospitalaria". En el caso de que la regulación del cannabis medicinal se termine aprobando y sean estos dos ámbitos quienes lo prescriban, Delgado recalca que "habría que establecer el control de seguimiento de los pacientes que lo tomen". 

A este respecto, la presidenta de la SEFH añade que "no solo se trata del seguimiento de la medicación, es decir, del control de estupefacientes, sino también que no haya un uso indebido del mismo". Esto es necesario porque se debe "saber el efecto terapéutico que este tipo de estupefacientes como el cannabis provoca en los pacientes y la seguridad de estos medicamentos en el seguimiento terapéutico de los mismos".

Igualmente, para Delgado, "el farmacéutico de hospital puede hacer ese seguimiento del paciente porque ya está acostumbrado a ello, pero si se establece hacer seguimiento de los pacientes que tomen cannabis en otros ámbitos, también se podrá hacer".

Protocolos entre médicos y Farmacia Comunitaria


La Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (Sefac) celebra el apoyo recibido por parte del Congreso de los Diputados, que se ha hecho eco de sus principales indicaciones. Eduardo Satué, vicepresidente segundo de la Sefac, explica a este medio que, en estos momentos, se han puesto a disposición de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) para comenzar a trabajar en los protocolos que tienen que estar listos en un plazo de seis meses.

“Tenemos que establecer los circuitos asistenciales, así como las mejores condiciones de uso por parte de los pacientes y los controles de seguimiento. El primer paso es definir, junto con las sociedades científicas, unos protocolos de actuación entre médicos y farmacéuticos”, señala Satué.

Tras realizar una revisión científica “completa” de la situación de los derivados de los cannabinoides para uso medicinal, la sociedad incidió en la ampliación de ciertas indicaciones, así como en la comprobación del perfil de seguridad. “Es un medicamento que bien usado tiene bajos riesgos y efectos secundarios. Por tanto, entendíamos que era un medicamento susceptible de pasar a Atención Primaria para ser utilizado prescrito tanto por el médico de Atención Primaria como por Farmacia Comunitaria”, remarca.

Al igual que Farmacia Hospitalaria, Comunitaria también aboga por la implantación del modelo que se emplea en la dispensación de ciertos medicamentos con riesgo de uso y abuso. En este sentido, la Sefac ha planteado que, al igual que ocurre con los estupefacientes, se establezca un sistema de garantías especiales de control y vales de dispensación, un documento sanitario que se solicita a los almacenes y que, más tarde, se reporta a la Aemps.

Además, Farmacia Comunitaria defiende la participación en el tratamiento del paciente para aportar un plus en el seguimiento, “que siempre tiene que ser un ejercicio multidisciplinar”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.