El anteproyecto de ley prevé eliminar la figura de contratado doctor, la cual favorecía la contratación de profesores

La ley de Universidades agrava la llegada de nuevos profesores de Medicina
Manuel Castells y Pablo Lara.


01 sep 2021. 19.00H
SE LEE EN 4 minutos
La nueva ley de Universidades que prepara el Ministerio que dirige Manuel Castells ha empezado a levantar ampollas entre los profesores de Ciencias de la Salud. El anteproyecto de Ley Orgánica del Sistema Universitario, que fue presentado este martes en el Consejo de ministros, aspira a reducir los contratos temporales del profesorado universitario desde el actual 40 por ciento al 20 por ciento. Sin embargo, no se contabilizará al profesorado asociado de Ciencias de la Salud, que mantendrá su categoría específica, y no computará el cálculo global de temporalidad, algo que tanto los profesores de Medicina como los decanos entienden, dado que “ese profesor debe estar vinculado también con un hospital y no se le puede ofrecer un contrato indefinido”. En cambio, este colectivo denuncia que la nueva ley elimina la figura de contratado doctor, la cual permitía contratar a profesores bajo la figura docente del profesor contratado doctor vinculado y paliar el déficit de profesores vinculados a la facultad.

Pablo Lara, presidente de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina, explica a Redacción Médica que “si se elimina la figura de contratado doctor se pone en peligro la consolidación de muchos contratos que se han venido haciendo durante estos años, los cuales han ayudado a paliar el déficit de profesores de Medicina debido a las jubilaciones”.

"Se debería de favorecer, por ejemplo, unos criterios específicos para que el profesor asociado pueda ser vinculado"


Lara recuerda que los actuales criterios impuestos por la Aneca dificultan, “y mucho”, que los profesores de Medicina puedan ser acreditados para optar una plaza de profesor titular. “La figura del contrato doctor vinculado no permite tener profesores permanentes en nuestras aulas, lo que ayuda a contar con profesores que pueden gestionar y evaluar asignaturas específicas. Es una figura que estaba extendida hasta en nueve comunidades autónomas”.

En este sentido, Lara destaca que "el profesor asociado, cualitativamente, es el más importante que hay en la facultad, tanto por su labor en las aulas como en el hospital, por lo que entiende que queden excluidos del cómputo global de profesores asociados en lo que a estabilización y promoción se refiere.

Desde el Ministerio de Universidades aclaran que este matiz “es un caso particular dentro del profesorado asociado porque son profesionales sanitarios que desarrollan sus tareas docentes en las instituciones sanitarias donde prestan sus servicios”.

¿Diferencias profesor asociado y profesor vinculado en Medicina?


El problema surge cuando la nueva ley no prevé atajos para que el profesor asociado pueda ser vinculado de una forma eficiente. El proyecto normativo refleja que si el profesorado asociado supera el 15 por ciento del total del personal se reserve un 15 por ciento de las plazas en los concursos de contratados o titulares para los profesores asociados con título de doctor. En esa reserva tampoco se tiene en cuenta a los profesores de Ciencias de la Salud, según la futura ley.

Javier Arias, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, hace el mismo diagnóstico que Lara, y cree que “quitar la figura del contratado doctor dificultará el encontrar nuevos profesores para las facultades de Medicina”.

“La crisis económica y la tasa de reposición no ha favorecido el sustituir a las actuales plantillas de profesores de Medicina, las cuales están muy envejecidas y abocadas a la jubilación. Es un problema que venimos viendo desde hace años, y al que no se le está poniendo solución. Se debería de favorecer, por ejemplo, unos criterios específicos para que el profesor asociado pueda ser vinculado al cumplir unos estándares mínimos”, expone Arias.

En esta línea, y conocedor en primera persona de esta situación, habla Miguel Marcos, profesor titular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca. Él entiende que el profesor asociado no pase a computar como persona temporal por su “situación especial” en la facultad, pero desde el Ministerio de Universidades cree que “deberían también tener en cuenta la situación de dificultad de esos asociados para llegar a plazas permanentes”

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.