19 dic 2018 | Actualizado: 20:20

La automedicación en los estudiantes de Farmacia arroja datos alarmantes

La cifra aumenta conforme se pasa de curso, llegando al 93% en el último año

Fachada de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid.
La automedicación en los estudiantes de Farmacia arroja datos alarmantes
sáb 17 noviembre 2018. 11.55H
La automedicación es un comportamiento muy extendido a nivel mundial y que se da también en los grados sanitarios. Un reciente estudio, realizado por investigadores del Instituto Murciano de Investigación Biomédica de la Universidad de Murcia, ha determinado que el 72 por ciento de los estudiantes de Farmacia se automedican durante la carrera. Una cifra que va aumentando conforme se pasa de curso: en primero existe una tasa del 53 por ciento y en el último llega hasta el 93 por ciento.

En cuanto al grupo de fármacos más usados, en primer lugar se sitúan los analgésicos, con un 97 por ciento de las automedicaciones. El segundo grupo de fármacos más utilizado fueron los antihistamínicos (35,6 por ciento), seguidos de los antigripales (32,6 por ciento) y los antiácidos y digestivos (25 por ciento). Más preocupante aún es la automedicación con fármacos bajo receta regulada, como es el caso de los ansiolíticos y tranquilizantes, usado por un 5 por ciento de los estudiantes.

Además, muchos de los estudiantes encuestados empleaban más de un tipo de medicamento para automedicarse. Así, mientras que el 40,9 por ciento tomaba únicamente un solo tipo de medicamento, el 33,3 por ciento consumía dos tipos de medicamentos y el 21,5 por ciento empleaba 3 o más tipos medicamentos para automedicarse.

Casi el 100% de los estudiantes que se automedican consideran que ha sido eficaz



Por qué se automedican


Las enfermedades o síntomas que motivaron la automedicación fueron en el 95,5 por ciento de los casos dolores varios, seguido de los síntomas gripales, acidez/gastritis, alergias, infecciones, ansiedad, desgano y, por último, prevención de embarazo. Los motivos de la automedicación fueron la levedad de los síntomas, posesión de suficiente conocimiento, falta de tiempo para asistir a la consulta médica y la confianza.

La fuente fundamental de obtención de información relacionada con el uso racional del medicamento fue el conocimiento adquirido durante la carrera (en un 58,33% de los casos), seguida de información obtenida en una prescripción anterior del médico y, en tercer lugar, la consulta al farmacéutico.

En cuanto a la forma de acceso a los medicamentos empleados en la automedicación, en torno al 40 por ciento utilizan medicamentos presentes en el botiquín familiar y un 45 por ciento los adquieren de la farmacia comunitaria. Además, casi el 100 por ciento de los alumnos que se automedican consideran que la automedicación ha sido eficaz.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.