Educación quiere acabar con el sesgo de género en Medicina y Enfermería

La nueva ley educativa promoverá la presencia de chicos en Enfermería y de chicas en Química

Isabel Celaá, ministra de Educación.
Educación quiere acabar con el sesgo de género en Medicina y Enfermería
lun 12 octubre 2020. 18.40H
La pandemia del coronavirus Covid-19 ha ralentizado pero no detenido la elaboración de la nueva ley de educación, que prevé sustituir a la conocida como Lomce o Ley Wert. La Lomloe quiere establecer una “profunda” transformación del sistema educativo, donde se refuerce el enfoque de género. Y así donde las carreras de Ciencias de la Salud toman el protagonismo, dado que el objetivo es que titulaciones como las de Enfermería o Medicina revisen sus ratios de matriculación entre hombres y mujeres.

Según ha podido confirmar Redacción Médica por fuentes del Ministerio de Educación y Formación Profesional, el objetivo del órgano que dirige Isabel Celaá es “intentar acabar con los actuales sesgos de género en la elección de estudios científico-tecnológicos y avanzar en el impulso de las vocaciones STEAM (técnico-científicas) entre las niñas y jóvenes”.

Y es que, aunque el anteproyecto de ley promueva aumentar la presencia de alumnas en carreras de tecnología o ingenierías con poca demanda femenina, también se recoge la otra vertiente: la de aumentar la presencia masculina en carreras tradicionalmente feminizadas.

“De igual modo, las administraciones educativas también promoverán la presencia de alumnado masculino en estudios en los que exista de forma notoria una mayor matrícula de mujeres”, recoge el proyecto educativo que ahora se debate en el Congreso. Es en las titulaciones de Ciencias de la Salud donde la feminización es un hecho más destacado. En ese abanico, carreras como Enfermería o Medicina, las ratios de feminización rondan el 80 y el 65 por ciento, respectivamente. Ahora, con esta ley, se quiere fomentar que los alumnos cambien ingeniería por Enfermería.

Sesgo de género


En el caso concreto de Medicina esa ratio ha ido cambiando en los últimos años. Y es que, en lo que va de siglo, Medicina ha pasado de una tasa de feminización en el año 2000 del 37,8 por ciento al 50,4 por ciento, según datos del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos. Un porcentaje que se incrementará en los años sucesivos conforme comiencen a graduarse las actuales promociones universitarias.

En este sentido, desde Educación destacan que el objetivo de la Lomleo es “incorporar la de la perspectiva de género en la orientación académica profesional del alumnado de la Educación Secundaria Obligatoria y el impulso de un sistema de orientación en la Formación Profesional que fomente la igualdad entre hombres y mujeres”. Es en el desarrollo de un nuevo currículo formativo en secundaria donde Educación quiere “impulsar las vocaciones Steam”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.